Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
23ºC
Actualizado 05:49 pm

Temas Urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-07 05:00:00

Temas Urbanos

Temas Urbanos

Llegó al poder por elección cuestionada y fue recibido como mesías salvador hasta el delirio después de dos hecatombes, la Guerra de los Mil Días y la secesión de Panamá. Quinquenio de comienzo feliz, paz de hierro con destierros, fusilamientos, confinamientos y huída final en junio.

Desde regalos hasta poemas le dedicaron sus seguidores alborozados –M.A. Caro, quien sería luego su gran opositor, le regaló el bastón de mando de Sucre-, porque “su mano poderosa contuvo la anarquía y la disolución. Confiscó la libertad, pero logró imponer el orden… con los naturales excesos a que tenía que conducirlo su temperamento de caudillo” según un editorialista del régimen. Con la propuesta de “menos política y más administración” fue ganando fama de dictador y tirano, curiosamente dentro de sus propios copartidarios conservadores; cerró el Congreso y propició una Asamblea de bolsillo, reformó la Constitución aumentando el período presidencial a 10 años a partir de 1905 y hasta 1914, fortaleciendo el ejecutivo, lo que le garantizaba once años en el poder. Pero faltándole 6 años, desgastado y confundido con sus temperamentales decisiones, entre otros por haber precipitado acuerdos con los estadounidenses sobre el “affair” de Panamá y sin cuya tutela imperial no pensaba gobernar, decidió abandonar el país en un barco que partía de Santa Marta, dejando a la aristocracia samaria con los vestidos comprados, para el gran homenaje que le rendía esa noche.

Los intelectuales lo vieron como un cauchero aventurero y burdo hombre de negocios, dice Hernando Vélez, de soluciones militares, con amplia popularidad, mientras la clase dirigente a la cual consultaba lo sentía como el gran reformador, pragmático y trabajador, demócrata, proteccionista en economía, aunque contradictorio en su afán por normalizar relaciones con EE.UU para importar capitales masivamente. Pero el final del quinquenio fue hace un siglo; si usted encuentra similitudes con la situación actual, tómelas como simples coincidencias.

Adenda: la reciente Ley 1171/07 establece que los mayores de 62 años deben ser atendidos en ventanillas especiales, disponer de asientos señalados en el transporte público y ordena a las EPS entregarles los medicamentos del POS inmediatamente o máximo pasadas 72 horas en su domicilio. ¿Más letra muerta?

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad