¿ Parranda Santa o Semana Santa? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-08 05:00:00

¿ Parranda Santa o Semana Santa?

Es Semana Santa y muchos estudiantes están que no se cambian por nadie porque llegó un receso de sus actividades académicas. No pueden creer que cuando sentían que no podían más con sus compromisos académicos, el timbre de su colegio les indicó que ya era la hora de salir a disfrutar de una semana que invita a los creyentes católicos a la reflexión y el arrepentimiento de los pecados, al igual que a evocar a la memoria a Cristo. 
¿ Parranda Santa o Semana Santa?

Sin embargo, no todo es color de rosa. Porque mientras los jóvenes tenían una lista con todas las actividades divertidas que harían junto a sus amigos, sus padres los ‘frenaron en seco’ con una agenda programada con cada una de las iglesias, monumentos, procesiones y viacrucis en los que participarán.

Este es el caso de Fernando y Andrea, una pareja de novios de 23 y 20 años, respectivamente, que tenían planeado ir a disfrutar de unos días de descanso, mar y arena en Santa Marta.

“Ahorramos desde enero para poder ir con nuestros amigos a la costa, pero la mamá de Andrea no la dejó ir. Dice que esto no es una semana de paseo sino una semana de oración”, afirma Fernando, quien considera que no tiene nada de malo que ellos quisieran irse de viaje, pues es un plan sano con el que no le iban a hacer mal a nadie.

“Muchas personas rezan, se confiesan y se dan golpes de pecho durante Semana Santa, y después siguen hablando mal de la gente y cometiendo pecados. Creo que el significado de la Semana Santa está en la manera como la vivamos”, finaliza.

LISTA
Se puede negociar

1. Para los que quieren viajar, pueden hacerlo a destinos en los que puedan vivir la tradición de Semana Santa. Pueden cambiar la playa y los trajes de baño por un viaje con su grupo de amigos a cualquier ciudad del país y ver cómo se celebran allí los días santos. Las agencias turísticas tienen planes a Pamplona, Boyacá y Popayán, lugares reconocidos por la manera majestuosa como celebran la Semana Santa.

2. Si la idea es rumbear, se puede cambiar por salir a ver una película con los amigos, planear actividades deportivas, reuniones para tomar una bebida sin alcohol o ir a ‘vitrinear’ al centro comercial.

3. Los que prefieren estos días para dormir, se pueden dedicar horarios para hacerlo, que no se ‘crucen’ con los compromisos religiosos.

4.Y los que piensan que se van a quedar ‘desparchados’ después de cumplir con su deber como creyentes, en casa hay muchas labores domésticas en las que los padres requieren de ayuda. También pueden repasar los temas vistos en el colegio para volver a clase hechos todos ‘unas cuchillas’.  

LA VOZ DEL EXPERTO
Todo con medida
Alejo Mantilla / Párroco de la Mesa de los Santos

“La Semana Santa es un tiempo hermoso en el que la persona puede combinar el descanso, la recreación, el compartir con la familia y el encuentro con Dios. No se tiene que asumir una actitud espiritual extrema, pero tampoco es correcto olvidar el motivo y el significado de lo que en estos días hacemos memoria los cristianos. Como dice el refrán ‘ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre’.

Es una semana en la que se puede descansar, encontrar un tanto de relax y estar muy contento. Pero si siente que Jesús es el Señor y Salvador, puede dar la prioridad al encuentro con Dios y aprovechar esos momentos históricos que Jesús vivió y asumió con un amor extremo por la libertad y salvación de los seres humanos.

Creo que al tratarse de días llenos de reflexión, de sentido y sobretodo de bendición, no nos debemos dejar manipular y convertirlos en días de rumba.
No es que no se pueda descansar, relajarse, sonreír y estar con la familia o los amigos, pero se puede hacer de otra manera, más sana, más positiva y más familiar. Lo mejor es ir a la Iglesia a encontrarse con el Señor. Tal vez es lo que cada quien necesita para estar más tranquilo y recargar la vida de fortaleza y sabiduría. El resto del tiempo se puede dedicar a actividades distintas a lo espiritual pero que no causen daño ni a sí mismo ni a los demás.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad