El sistema penal oral acusatorio, en deuda | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
23ºC
Actualizado 05:50 pm

El sistema penal oral acusatorio, en deuda | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-08 05:00:00

El sistema penal oral acusatorio, en deuda

El sistema penal oral acusatorio, en deuda

Desde su adopción, varias entidades públicas e instituciones privadas han seguido su devenir, ya que preocupa la impunidad en materia penal y la parsimonia en el trámite de los procesos. Ambos generan todo tipo de análisis y comentarios, unos atinados y otros superficiales y equivocados.

Un estudio auspiciado por la Unión Europea, resalta que bajo el imperio del sistema oral acusatorio, el trámite de los procesos penales ha sido más dinámico, pero ha aumentado la impunidad. De hecho, según la investigación, un delincuente que asesine a una persona en Colombia sólo tiene el 7% de posibilidades de acabar preso.

¿Qué pasa? Que se partió de un error. El sistema oral acusatorio tiene una ventaja frente al procedimiento que se aplicaba antes y es que los procesos se dinamizan, pero pese al esfuerzo hecho para su implantación, al dinero invertido en preparar jueces, fiscales y auxiliares de la Justicia y al concurso de las instituciones de E.U., su principal punto débil es que es costoso y ajeno a nuestra cultura y trasplantar de un tajo una filosofía y un comportamiento extraños a nuestra forma de ser, produce desajustes. Por eso han aflorado sus puntos débiles que giran primordialmente en torno a la falta de recursos y capacitación para quienes deben investigar y procesar a los delincuentes ante un juez.

 Además, otro grave problema de nuestra justicia penal en las últimas décadas ha sido la proliferación de delitos de gran impacto como el  narcotráfico y la corrupción. Frente a ellos el sistema oral acusatorio tiene un gran talón de Aquiles: cuando se aprende a manejar, se descubren sus claves y si hay abundante dinero para defender al acusado, se puede evadir a la justicia.

Otro punto débil es que en él todo es negociable, la pena, la acusación, etc. Por eso ha sido difícil aplicar el “principio de oportunidad”, política cardinal para su éxito pero que aquí puede llegar a convertirse en una causa galopante de impunidad, pues en eso de torcerle el cuello a las figuras jurídicas, los delincuentes colombianos son unos expertos.

El sistema tiene debilidades pero taparlas apresuradamente puede provocar grandes males. Colombia no necesita instituciones que sean exitosas en otras latitudes sino que sean compatibles con nuestro modo de ser.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad