Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
23ºC
Actualizado 05:21 pm

Al urielismo de Serpa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-08 05:00:00

Al urielismo de Serpa

Al urielismo de Serpa

Y digo que debemos echar mano del urielismo de Serpa, porque muchos santandereanos pensamos que el Dr. Andrés Uriel Gallego, ministro del Transporte, le ha mamado gallo, como dicen comúnmente los muchachos, a Santander. Lo dice el estado de nuestras carreteras y aquellos que siguen esperando que el plan 2.500 se cumpla en el segundo período de Uribe, bueno, los más optimistas esperan que haya un tercer mandato, a ver si así nos puedan cumplir lo que nos prometieron hace varios años.

Ya se le ve la cara a lo que será la segunda calzada subiendo al aeropuerto, con lo cual vamos a tener un tráfico muy fluido, hasta que tratemos de pasar el puente, ahí será Troya y parará tanta emoción. No sé a quién le compete la construcción de la obra, si será a los de la concesión o lo harán los señores de Invías; de lo que sí estoy seguro es que debe haber una pronta gestión de nuestros gobernantes ya sea del departamento o de quienes se interesen en los asuntos metropolitanos.

Estos temas y muchos otros que leemos a diario en las columnas de nuestro querido periódico, nos invitan a reflexionar sobre la actitud que tenemos los santandereanos en materia de la resolución de nuestros problemas.

Yo comparto el criterio de un columnista, en que somos corresponsables de lo que nos sucede, estamos acostumbrados a echarle la culpa de todo lo que acontece a los demás; somos indiferentes a todo lo que vaya encaminado al bien común; nuestro egoísmo nos impide agruparnos en estos propósitos; pesa más el éxito personal o de la empresa, que la fortaleza regional; criticamos a diario a la clase política y seguimos votando por ella.

Como esta semana es de meditación, aprovechemos no solo para arrepentirnos de los pecados y reencontrarnos con Dios, pensemos también en acercarnos a nosotros mismos, de pronto en fortalecer nuestros propósitos de enmienda incluyendo por ejemplo el no votar otra vez por los mismos que nos tienen al margen del progreso.

Mientras eso acontece, preparémonos a seguir transitando por nuestras destartaladas vías, a sufrir los trancones de siempre y a orar con vocación cristiana a ver si en la Semana Santa del 2010, tenemos lista una parte de nuestro Transmilenio.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad