Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 06:23 pm

Los menores de edad y el delito | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-09 05:00:00

Los menores de edad y el delito

Los menores de edad y el delito

el reporte estadístico que señala  que cerca de mil niñas han sido reclutadas por bandas al margen de la Ley (guerrilla, paramilitares, grupos de delincuencia común) y la cada vez más numerosa lista de hechos delictivos en que figuran como acusados menores de edad, han puesto nuevamente como tema de debate en el país la creciente cantidad de niños que pese a tener solamente entre 11 y 16 años, están cometiendo crímenes graves.

Hace poco tiempo entró en vigencia el nuevo Código de la Infancia y la Adolescencia, el que dicen los expertos es inteligente, por lo que es prematuro hacer evaluaciones sobre sus aciertos y sus puntos débiles. Sin embargo, desde los más diversos sectores de opinión se oyen inquietudes sobre un tema que es tan difícil de tratar como prioritario encontrarle una solución: la vinculación de menores de edad a crímenes de la más diversa índole.

El caso más reciente es el de los “combos” en Medellín. Se trata de grupos de menores (entre 12 y 16 años) que llevan a cabo graves delitos, actuando a órdenes de bandas de tenebrosos criminales como la denominada “Oficina de Cobros de Envigado”. La acción de tales “combos”, tiene por estos días en jaque a la Policía.

Es cada vez más frecuente oír a familiares de víctimas de delitos quejarse de que los crímenes se quedan sin castigo real, por ser los autores materiales menores de edad.

La Ley, atinadamente, protege a los menores de edad, pero de ello se están valiendo avezados delincuentes para usar a niños como sicarios. ¿Qué hacer? Esa respuesta no ha sido aún satisfactoriamente respondida por los estudiosos de las ciencias sociales que han profundizado en temas de la infancia y la adolescencia.

¿Qué inimputable va a ser un muchacho de menos de 17 años que le quita la vida a un ser humano de más de 30 puñaladas? Era la pregunta de un abogado en las puertas del Palacio de Justicia no hace mucho. Y su insatisfacción no tiene eco ni respuesta.

Colombia debe sosegada y equilibradamente estudiar el tema sabiendo que la solución no está en expedir nuevas leyes, pues si una institución estudia los problemas y toma decisiones en forma superficial y con poca responsabilidad, ella es el Congreso de la República, Y lo que expide son leyes de obligatorio cumplimiento.

Que la niñez delinca señala que nuestra sociedad está gravemente enferma y desafortunadamente, siempre le aplicamos un paliativo pero no llegamos a la almendra del problema. En tanto ello ocurra, mentes siniestras seguirán volviendo oscuros delincuentes a nuestros niños.      

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad