A base de mate de coca y agua, Morales sigue trabajando pese a la huelga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-10 22:12:52

A base de mate de coca y agua, Morales sigue trabajando pese a la huelga

A base de mate de coca y agua, el presidente de Bolivia, Evo Morales, sigue con su habitual ritmo acelerado de trabajo pese a la huelga de hambre que mantiene desde hace 30 horas como medida de presión para exigir al Congreso que apruebe la nueva ley electoral.
A base de mate de coca y agua, Morales sigue trabajando pese a la huelga

El presidente, que cumple hoy su segunda jornada de huelga junto con 14 líderes de movimientos sociales y sindicatos, está bien física y anímicamente.

Está sentado en un colchón y solo toma agua, mate, caramelos y masca hoja de coca, explicó a Efe una fuente de la presidencia.

Como en sus tiempos de líder sindical, Morales no dudó el jueves en unirse a los movimientos sociales para instar a los parlamentarios a que "cumplan el mandato" que el pueblo boliviano les dio en las urnas al aprobar la nueva Constitución, que contempla la celebración de elecciones en diciembre.

"Algunos quieren cansar a Evo Morales", afirm√≥ esta ma√Īana el l√≠der ind√≠gena en declaraciones a la prensa, si bien record√≥ que cuando era sindicalista lleg√≥ a permanecer m√°s de 18 d√≠as en ayuno voluntario y apunt√≥ que mantendr√° la huelga hasta que se apruebe la ley.

La imagen de Morales sentado en un colchón y tapado con una manta en un salón del Palacio de Gobierno de La Paz, con pancartas reivindicativas encima de espejos y cuadros, ha recorrido el mundo y ha hecho que el mandatario reciba el apoyo y la solidaridad de líderes políticos y organismos internacionales.

El portavoz presidencial, Iván Canelas, explicó a Efe que la huelga de hambre no impide al mandatario seguir trabajando.

De hecho, seg√ļn su portavoz, en los dos primeros d√≠as de ayuno "ha participado en reuniones, ha firmado documentos y ha seguido la actualidad nacional e internacional".

"Es una persona de much√≠sima vitalidad; ayer se despidi√≥ a las dos y media o tres de la ma√Īana, y a las cinco ya estaba despierto. Desde ese rato no ha pegado pesta√Īa", apunt√≥ Canelas.

Adem√°s, en sus ratos libres el l√≠der ind√≠gena se entretiene jugando al ajedrez y, seg√ļn coment√≥ orgulloso a los medios de comunicaci√≥n, gan√≥ en dos ocasiones a uno de sus compa√Īeros de protesta, el presidente de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes.

Esta huelga de hambre le ha servido tambi√©n al presidente Morales para reconciliarse con la prensa nacional, a la que no convocaba desde hac√≠a meses, ya que la ha recibido en los dos √ļltimos d√≠as en varias ocasiones.

El diputado del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) Gustavo Torrico se√Īal√≥, tras visitar a Morales, que el presidente est√° "tranquilo, pero no quieto, y con mucha fortaleza", si bien hay un equipo m√©dico que visita a todos los huelguistas para revisar su estado salud.

"No tengo ning√ļn problema. (El m√©dico) me dice que estoy como un jovenzuelo de quince a√Īos. Preg√ļntele", dijo el propio Morales entre risas en una entrevista con Telesur.

"Para que el presidente necesite una visita médica tendrán que pasar 20 días de huelga", destacó por su parte Torrico.

"Personalmente no voy a levantar la huelga de hambre hasta que se cumpla el poder" del pueblo, afirmó el mandatario.

Mientras Morales mantiene esta medida de presión en Palacio, a escasos metros el Congreso celebra desde la tarde del miércoles una maratoniana sesión, que en estos momentos está paralizada, para intentar un consenso entre oficialistas y opositores sobre la ley necesaria para celebrar los comicios del próximo 6 de diciembre.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad