Calzado santandereano que pisa fuerte en los mercados del mundo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-12 05:00:00

Calzado santandereano que pisa fuerte en los mercados del mundo

Cautivado por la tradición y calidad que tenía en los mercados extranjeros y convencido de que su experiencia como empleado en diferentes fábricas de calzado le serviría para iniciar su propia empresa, Jaime Enrique Ochoa Villamil, decidió quitarse su traje de empleado para convertirse en un empresario reconocido en la región.
Calzado santandereano que pisa fuerte en los mercados del mundo

En anteriores trabajos su especialidad había sido el calzado infantil y ortopédico, por eso al iniciar su empresa decidió comenzar a fabricar calzado para los más pequeños de las familias.

Junto con su esposa, Graciela Moreno, decidieron que la empresa llevaría el nombre de su hija mayor, de ahí que desde 2001 en Piedecuesta, se fabrica el calzado de Infantiles Laura Milena.

Al principio su empresa funcionaba tan sólo con seis empleados, pero a nivel nacional ya tenía cuatro distribuidores que se encargaban de ‘inundar’ las principales ciudades del país con sus productos.

Para estar en su etapa inicial, la fábrica tenía un alto nivel de producción. Mensualmente se fabricaban 5.000 pares de zapatos de las diferentes líneas.

“Gracias a mi experiencia en las otras fábricas sabía que para que este negocio diera frutos tenía que explorar mercados en el exterior, y por eso desde el comienzo me interesé mucho por los procesos de exportación y las capacitaciones que ofrece Proexport”, cuenta Jaime.

Comenzando a crecer

Con mucho esfuerzo, Jaime Enrique y su esposa Graciela comenzaron a asistir a las ferias internacionales de calzado que se realizan en el país y a las macrorruedas de negocios programadas con Proexport.

Y precisamente de ahí surgió el primer contrato internacional, que le inyectó fuerza al negocio para seguir posicionándose en el exterior y seguir cautivando cada vez más compradores.

“Un empresario de Puerto Rico, que hoy en día todavía es uno de nuestros principales compradores, nos pidió en esa oportunidad 3.600 pares. Tuvimos que trabajar día y noche para sacar adelante ese pedido, pero logramos cumplir y nuestros productos tuvieron muy buena acogida en ese mercado”, señala el empresario.

De ahí en adelante todo fue éxito.

Graciela, quien es administradora de empresas, se encarga de la parte administrativa de la empresa, mientras que Jaime supervisa todos los procesos de producción y, cada vez que es necesario, se turnan para asistir a los eventos internacionales y a las capacitaciones y actualizaciones que se realizan en todo el mundo.

En esos viajes también Jaime ha aprovechado para comprar buena parte de la maquinaria con la que hoy fabrican, con el fin de realizar un trabajo ágil y sistematizado.

A pesar de estar muy contento con los resultados de su nueva etapa como empresario, Jaime Enrique reconoce que posicionar a una empresa en el mercado no es un trabajo fácil, pero con esfuerzo y dedicación, rápidamente se ven los resultados.

“Este es un sector en el que se tienen que tener en cuenta muchos factores para sostener una empresa”, dice Ochoa.

Agrega que “hay mucha competencia desleal y eso hace que las empresas que están legalmente constituidas y que cumplen con todos los requisitos, tengan que enfrentarse a muchos más obstáculos, sin embargo es muy satisfactorio ver que la gente prefiere la calidad y los modelos en los que se ha trabajado de la manera adecuada”, señala.

El mejor potencial

Pero más allá de los modelos, los colores y las colecciones que caracterizan a Infantiles Laura Milena, Jaime dice que en su empresa cuentan con un potencial que en muchas otras partes es difícil de conseguir: sus empleados.

Actualmente el trabajo de Infantiles Laura Milena ocupa a 25 personas de manera directa y a otras 25 de manera indirecta.

“Junto a ellos hemos construido la empresa. Todos ellos son de la región y han crecido con nosotros. En las buenas y en las malas han estado con la empresa y eso hace que el trabajo agradable en equipo que se desarrolla dentro de la fábrica se vea reflejado en la calidad del producto”, cuenta orgulloso Jaime Enrique.

Durante el año Infantiles Laura Milena saca al mercado dos colecciones. Una en febrero y otra en agosto. Cada detalle de estas colecciones está a cargo de Jaime Enrique, quien no se pierde ningún aspecto de la moda internacional, ni tendencias de colores para aplicarlos a sus modelos.

Otro aspecto que Jaime Enrique muestra con orgullo es la limpieza y pulcritud con la que trabajan sus empleados.

“De eso hace parte el buen clima laboral. No me gusta que las personas se acostumbren a trabajar en un ambiente de suciedad, porque eso los hace sentir a ellos también mal”.

Para eso se han establecido algunos parámetros de limpieza que cada uno de los empleados conoce a la perfección.

“Cada persona tiene al lado de su puesto de trabajo una caneca donde deposita los deshechos, además los sobrantes de pegante cada uno los va ubicando en un solo lugar creando su propio montón, y al final de año se pulen y se hacen esculturas”, celebra Jaime Enrique.

Grandes expectativas

A pesar del gran esfuerzo que ha hecho esta pareja de empresarios, Infantiles Laura Milena no ha sido ajena a las crisis del mercado.
En 2005 la empresa se enfrentó a una disminución en las exportaciones que prendió las alertas.

Sin embargo, “en toda empresa existe un punto de equilibrio a partir del cual se empieza a tener pérdidas. Afortunadamente nosotros no pasamos ese punto de equilibrio y al ver que la disminución de las ganancias se estaba acercando a ese punto, tuvimos que hacer algunos cambios en las líneas del calzado y modificaciones que nos permitieran ofrecer un producto mucho más moderno y atractivo para nuevos mercados y de esta manera empezar a recuperarnos”, relata Ochoa.

Cuando mira hacia atrás y recorre la historia de su empresa, Jaime Enrique se llena de emoción pues tiene la satisfacción del deber cumplido. “Me gusta saber que con mi empresa además de haberle brindado bienestar a mi familia, también estamos generando empleo para las personas de la región”.

Por ahora su compromiso con el sector está claro. “Seguiremos trabajando fuertemente para seguir llevando el fruto del trabajo de los santandereanos a todos los países del mundo. Queremos que Infantiles Laura Milena sea reconocido como un ejemplo de emprendimiento, organización y alta calidad en el sector del calzado”, concluye Ochoa, mientras piensa en la construcción de su propia bodega, que deberá estar lista en los próximos dos años.

LISTA
Países a los que exporta

• Puerto Rico
• E.U.
• Aruba
• Ecuador
•  Venezuela
• Guatemala
• Bolivia
•  Panamá
• Inglaterra
• Costa Rica
• México

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad