Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
19ºC
Actualizado 07:54 pm

Los ejemplos del Perú | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-13 05:00:00

Los ejemplos del Perú

Los ejemplos del Perú

Esta mujer, Laura, ha manipulado a los peruanos desdentados en cotidianidades dramatizadas por ella misma, y en su espacio ataca mucho de lo mismo que ella es: desleal, infiel, mentirosa y desdentada. Pero a los colombianos les encantan estos programas y más si los de la tragicomedia se van a los golpes (que los mismos empleados de Laura motivan).

Y hay por ahí también una jueza (no sé de dónde será), que conduce un programa de situaciones íntimas –reales o inventadas, también– que termina vaciando y repartiendo látigo a diestro y siniestro.

Esos ejemplos son tomados por los colombianos, para su vida cotidiana o para producciones en los medios masivos, aunque algunas de ellas se hacen con clase: qué diferencia, por ejemplo, el programa que presentaba Judith Sarmiento Granada; así debe ser.

Pero por qué no tomar elementos de nuestros vecinos, si en sus actuaciones puede ofrecerse algún tipo de aportes. Los peruanos, por ejemplo, tomaron nuestras cumbias y las tienen como suyas, aunque en muchos casos hayan desviado la esencia de nuestro ritmo folclórico. Por qué no ver las caras no desdentadas –que no aparecen tanto en la televisión– en las buenas cosas de los peruanos, como la de su excelente cocina, con tantos méritos internacionales; como la de su fútbol, siempre pasos adelante del nuestro, a pesar de nuestra efímera bonanza pasada; o apreciar el hecho de que los habitantes de algún sector son capaces de unirse para protestar a punta palos y peroles.

Por qué no tomar el ejemplo del caso que acabamos de ver, que los peruanos fueron capaces de juzgar y condenar a Fujimori, ese dictadorzuelo que tanto daño hizo, escudado en las armas oficiales y respaldado por el Estado manipulado.

 Lamentablemente, aunque los colombianos tenemos necesidades e ignorancia, los elementos esenciales para ser dominados, nosotros no seguimos los buenos ejemplos, y solo alimentamos nuestra ignorancia: para eso están las parabólicas.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad