Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
21ºC
Actualizado 07:39 pm

La salud de la economía colombiana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-13 05:00:00

La salud de la economía colombiana

La salud de la economía colombiana

Más tarde, cuando ya las cifras hicieron evidente que había fisuras en la economía colombiana, la actual administración cambió el argumento central de su discurso aseverando que la desaceleración era consecuencia de la crisis externa.

¿Esa nueva explicación es atinada y llega a la almendra del asunto, es decir, desnuda las razones de la desaceleración de la economía colombiana o es una nueva distracción de causas?

Para saber si se ajusta a lo ocurrido, miremos a diciembre de 2008 las cifras económicas que se relacionan con el exterior: las reservas internacionales netas crecieron respecto del mismo período de 2007, el sistema financiero obtuvo un importante nivel de utilidades, las remesas -si bien a un menor ritmo que en 2007- aumentaron, los términos de intercambio se mantuvieron a niveles altos y la inversión extranjera directa (IED) creció. ¿Qué quiere decir todo lo anterior?

Que a diciembre de 2008 las cifras de la economía colombiana que tienen relación con el exterior no son malas; al contrario, son buenas en términos generales. Pero pese a ello, nuestra economía se desaceleró. ¿Qué significa eso?

Que las causas que provocaron la desaceleración de la economía colombiana no provienen totalmente de la crisis externa (como lo afirma el equipo económico del gobierno) sino de preocupantes factores internos. ¿Cuáles son ellos?

El debilitamiento del ciclo expansivo de la construcción, la inflación combinada de precios y demanda, la menor disposición de gasto de los hogares por el deterioro del mercado laboral y el impacto negativo de la inflación sobre la capacidad adquisitiva de las familias, entre otros varios.
Así, la crisis de nuestra economía responde también a factores internos que deben ser estudiados a profundidad y sobre los cuales hay que tomar severas y eficaces medidas so pena de caer en una severa crisis económica.

¿Estarán el equipo económico del gobierno y las autoridades monetarias dispuestas a implementar medidas eficaces frente a lo anterior? ¿Se podrá evitar el descenso de la inversión productiva? ¿Se logrará que no decaigan los recaudos tributarios?

Esas preguntas y otro ramillete de inquietudes son las que quitan el sueño a los analistas independientes, aquellos que –además- saben que el plan de inversión pública a través del aumento del gasto en infraestructura (anunciado por el gobierno central para aliviar la crisis) acrecentará los desequilibrios fiscales.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad