Investigadores registran grave índice de mordedura de serpientes venenosas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Ene 21 2018
22ºC
Actualizado 07:34 pm

Investigadores registran grave índice de mordedura de serpientes venenosas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-31 14:55:19

Investigadores registran grave índice de mordedura de serpientes venenosas

Investigadores registran grave índice de mordedura de serpientes venenosas

La investigación, en la que participan expertos de Panamá, Brasil Colombia y Costa Rica, busca desarrollar un "veneno patrón", elaborado con el que se extraiga de víboras de diversas zonas geográficas del país, para confrontarlo con sueros antiofídicos que se producen en el continente americano.

El estudio contempla la caracterización farmacológica, toxicológica, bioquímica e inmunológica del veneno, una docena de pruebas de laboratorio para comprobar su actividad y también experimentos con conejas para desarrollar anticuerpos contra el veneno de la víbora "X".

El especialista en ofidiología y catedrático de la Universidad de Panamá Víctor Martínez Cortés explicó a Efe que se busca caracterizar y conocer los efectos de este "veneno patrón", para ver cuál de los antivenenos que ya hay en Colombia, México, Brasil, Perú, Argentina o Bolivia es más efectivo.

El principal proveedor de Panamá de sueros antiofídicos, por más de 10 años, es el Instituto "Clodomiro Picado" de la Universidad de Costa Rica.

No se pretende que Panamá produzca su antiveneno, una meta "muy a largo plazo" que no entra en esta fase de la investigación, sino confirmar si el que se usa cumple todos los requisitos, aclaró el catedrático panameño, que reconoció que no hay hasta ahora otro tratamiento, aunque se sopesa administrar antibióticos en alguna fase del envenenamiento.

Según agregó, la meta es también disponer de información sobre la calidad y especificaciones de los sueros antiofídicos de otros países, ante una situación de desabastecimiento o emergencia.

El experto subrayó que el antiveneno de Costa Rica ha sido recomendado para Panamá y otras naciones de Centroamérica por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Martínez, a cargo de la búsqueda, captura y cautiverio de las serpientes venenosas, y de la extracción de los venenos, indicó que básicamente se ha recogido veneno de la víbora "X" (Bothrops asper), responsable del 95 por ciento de las mordeduras registradas en el país.

"Había que empezar con una y escogimos, de todas las (especies venenosas) que tenemos en el país, la más vinculada con la mayoría de las mordidas", explicó el experto sobre la "X", que además de Panamá está también en el Sur de México, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Colombia y Ecuador.

El veneno de la serpiente "X" es muy potente y causa destrucción del tejido muscular (necrosis), hinchazón y rompimiento de la carne (edema) y hemorragias.

Sus efectos pueden ser letales, dependiendo del área de la mordedura y si afecta al tejido respiratorio o los vasos sanguíneos.

La provincia de Veraguas, unos 250 kilómetros al oeste de la capital, es la zona identificada como la de mayor incidencia de mordeduras de estas víboras con aproximadamente entre 400 y 500 casos anuales, según estadísticas sanitarias.

En Panamá existen más de 130 especies de serpientes, 21 de ellas venenosas, la mitad de las cuales se encuentran en Veraguas.

La alta incidencia de casos en Veraguas está relacionada con la ampliación de las actividades agrícolas y ganaderas, la tala y la quema y las variaciones climáticas, según las investigaciones.

El doctor Rafael Otero, catedrático de la Universidad de Antioquia, Colombia, que también participa en estas investigaciones, dijo a Efe que con estos estudios "estamos evaluando de una manera integral el problema del ofidismo en Panamá".

Otero expresó que Panamá es el país de Centroamérica que tiene más mordeduras de serpientes, con unos 2.000 casos anuales desde el año 2002 y un porcentaje de letalidad de entre el 2 al 3 por ciento.

El experto colombiano, que colabora con esta investigación desde que se inició, en 2007, manifestó que para resolver un problema como este "hay que hacer difusión y educación en todos los niveles".

"No basta con comprar sueros, no basta con producirlos (...) el abordaje tiene que ser integral desde el punto de vista de la investigación, atención de los pacientes, rehabilitación, educación y prevención", afirmó Otero.

La investigación, en la que participa la Caja de Seguro Social, el Ministerio de Salud y la Universidad de Panamá, tiene el respaldo de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) del gobierno central, que aportó 300.000 dólares

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad