Ciudades para valientes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-14 05:00:00

Ciudades para valientes

Hace pocos d√≠as, en este mismo espacio editorial en un comentario titulado ¬ĎInsegurilandia¬í, se llamaba la atenci√≥n de las autoridades locales sobre la ola de inseguridad que inunda a la capital de los santandereanos.
Ciudades para valientes

Entre¬†muchas cosas, se le ped√≠a m√°s dedicaci√≥n a la Polic√≠a,¬†as√≠ como medidas m√°s efectivas para hacerle frente a esa invasi√≥n¬†de atracos, asaltos y asesinatos que merodean peligrosamente y a diario al ciudadano del com√ļn.

Pues bien, en aras de la verdad pero sobre todo de la alarmante realidad nacional, no queda otra alternativa que reconocer que el análisis y la crítica de ese momento, se quedaron cortos.

Y se quedaron cortos, porque no es solo Bucaramanga la que enfrenta preocupantes índices delictivos. Realmente son los colombianos de casi todas las principales ciudades del país, los que están contra las cuerdas por cuenta de la inseguridad generalizada.

M√°s de treinta muertos solamente en Medell√≠n en menos de una semana, los¬†cale√Īos sitiados por las bandas de fleteros, as√≠ como andanadas de hurtos callejeros, golpes en domicilios y asaltos a mano armada en las dem√°s urbes de la naci√≥n, hace rato deber√≠an haber llamado la atenci√≥n del alto gobierno.

Es que todas las victorias de la pol√≠tica Seguridad Democr√°tica de los √ļltimos a√Īos contra las organizaciones guerrilleras, quedan empa√Īadas si la gente no puede salir a la calle con un m√≠nimo de tranquilidad.

De hecho, pr√°cticamente ni en el interior de los hogares se est√° seguro, por cuenta de las bandas de apartamenteros que a diario golpean por todos los flancos.

Y sí, también es cierto lo que afirman los altos oficiales de la Policía, en cuanto a la injerencia que tiene la difícil situación económica en ese tsunami de inseguridad y violencia que tiene anegado al país. Parar a un policía en cada esquina de cada ciudad es realmente imposible, pero lo que sí es factible, es reforzar políticas ya aplicadas en el conflicto como la de los informantes y las recompensas, pero para luchar decididamente contra la delincuencia organizada.

No toda la violencia y la victimización de los ciudadanos provienen de la subversión, los paramilitares o los grupos emergentes. Incluso, las cifras ya demuestran que son las bandas criminales las que más golpean a la comunidad, realidad que como ya se dijo, hace rato ha debido registrar el Gobierno Central, para que aplique los correctivos que estén a su alcance y corregir así una situación que amenaza con salirse de madre.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad