De pl√°cemes los vendedores ambulantes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-16 05:00:00

De pl√°cemes los vendedores ambulantes

La extraordinaria noticia aparecida ayer sobre las remodelaciones de la zona céntrica de la ciudad que incorpora a los parques Centenario y Santander, la antigua plaza de San Mateo y sus vías adyacentes, fue tema detallado nuestro en alguna publicación anterior.
De pl√°cemes los vendedores ambulantes

No por eso, sino por la importancia desde el punto de vista educativo y social que ello significa y aporta a nuestra comunidad, es por lo que nos entusiasma y genera agradecimiento a la administraci√≥n municipal ante este magistral y extraordinario acierto. Desafortunadamente, como siempre ha ocurrido aqu√≠ y no creemos que ahora sea la excepci√≥n porque a√ļn no han sido capaces de imponer el orden y el aseo en la ciudad metiendo en cintura a quienes compra-venden ilegalmente el espacio p√ļblico, consideramos que no ser√° la ciudadan√≠a la beneficiada con tales remodelaciones, sino los vendedores ambulantes o informales que plagar√°n los nuevos espacios con sus ventorrillos y fritanguer√≠as callejeros y estar√°n igualmente de pl√°cemes los taxistas que, motu proprio, se toman cuanta v√≠a se ampl√≠a para establecer en los nuevos carriles estacionamientos definitivos, permitidos por la desidia, incapacidad, miedo, compincher√≠a e irresponsabilidad de las autoridades competentes para impedirlo.

Veamos hoy los parques de la ciudad sin excepci√≥n; la calle 35; la carrera 26 y las v√≠as recientemente ampliadas que nos dan la raz√≥n incontrovertible. Es un maridaje entre la administraci√≥n municipal y los concejales, porque cada informal estacionario se adue√Īa y negocia c√≠clicamente el espacio p√ļblico mediante autorizaci√≥n que en tal sentido consigue de un concejal, avalada por el municipio, a cambio de una cuota de dinero y votos para las siguientes elecciones.
 
Trafican con el espacio p√ļblico los concejales irresponsables y de contera, el Alcalde, con el mismo prop√≥sito final. Eso es al menos lo que siempre ha ocurrido y el √ļnico anhelo que nos abriga es que no se repita ahora, a pesar de que la actual administraci√≥n ha sido incapaz de librarnos de semejante flagelo, perjudicial y pervertido que solo lesiones nos genera porque el espacio p√ļblico ha sido uno de los bancos de los pol√≠ticos corruptos.

 

Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad