Marroquinería hecha con estilo propio | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:56 pm

Marroquinería hecha con estilo propio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-18 06:20:01

Marroquinería hecha con estilo propio

Seguramente alguna vez usted ha querido mandar a hacer su correa y sus zapatos con un estilo particular, para no correr el riesgo de llegar a la empresa casi que uniformada con sus compañeras de trabajo.
Marroquinería hecha con estilo propio

Tal vez nunca pudo usar esos hermosos y exclusivos zapatos que compró en el extranjero, porque no consiguió un bolso que cuadrara perfectamente con ellos.

O simplemente usted es de las personas a las que les encanta tener un estilo único y diferente y por eso preferiría tener prendas y accesorios especiales.

Pues precisamente pensando en este tipo de clientes fue que María Mercedes Martínez Carlier y Carolina Ochoa Lizarazo crearon su empresa de marroquinería Carolina Carlier.

Este par de jóvenes empresarias se conocieron hace unos años mientras estudiaban administración de empresas en la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Desde esa época descubrieron que hacían un buen equipo, no sólo para sus trabajos académicos, sino  también en la parte empresarial.

“A mí me gusta mucho la parte creativa. Comenzamos con la parte de bisutería, entonces yo diseñaba collares y pulseras y María Mercedes se encargaba de la comercialización de los productos, pues ella tiene un carisma impresionante para llegarle a la gente,  ofrecer y convencer, entonces así comenzamos la alianza empresarial”, recuerda Carolina.

Fue tal el éxito de las jóvenes que Carolina comenzó a diseñar bolsos que se hacían en tela y era la mamá de María Mercedes la encargada de coserlos y darles las puntadas finales.

En ese momento sus amigos de la universidad, vecinos y familiares eran sus principales clientes. No desamparaban ni un momento su mercancía, pues a donde llegaban iban mostrando sus creaciones y así empezaron a darse a conocer.

Finalizando la carrera las prácticas profesionales hicieron que cada una tomará un rumbo diferente, sin embargo, los fuertes lazos de amistad que habían construido durante casi cinco años las hicieron reencontrarse.

“Indiscutiblemente la experiencia que cada una tuvo en las empresas en las que hicimos la práctica fue muy importante y a las dos nos fue muy bien, incluso cuando terminamos recibimos ofertas de trabajo muy importantes, pero nosotras queríamos tener algo propio. Algo que fuera nuestra creación y por eso optamos por crear nuestra propia empresa”, cuenta María Mercedes.

Un complemento

Carolina y María Mercedes comenzaron a pensar en su empresa. Pensando en el nombre de la empresa decidieron imprimir su sello personal.
“Teníamos el nombre de Carolina, que es de fácil recordación y mi segundo apellido que es diferente, sonoro y llamativo y quisimos aprovechar esas dos ventajas”, cuenta María Mercedes.

Así nació Carolina Carlier, una empresa de marroquinería con estilo propio, a la que ellas durante un poco más de un año han dedicado todo su tiempo y han cuidado como una “hija”, que hoy, con mucha satisfacción, comienzan a ver dar sus primeros besos.

El primer paso fue comenzar a producir en cuero los bolsos que antes ofrecían en tela. Tuvieron que aprender mucho de estos materiales y del negocio de la marroquinería.

“Fue un comienzo difícil. Muy empírico pero a la vez muy exigente. Comenzamos a capacitarnos en el Sena, la Cámara de Comercio, a recibir la orientación de personas expertas en el tema y poco a poco fuimos tomando nuestra propia identidad”, relata Carolina.

La primera producción fue de 27 bolsos para lo que contrataron una persona. Pero fue ese pedido el que comenzó a abrirles las puertas del mercado y el que a la vez les dio la idea principal para la empresa.

“Llegábamos con los bolsos y nos decían que les gustaba el modelo pero que lo necesitaban de otro color, o que les gustaba el color pero lo necesitaban en otro tamaño, entonces fue cuando se nos ocurrió desarrollar el concepto de personalización de los bolsos que hoy en día tenemos en la empresa”, acota María Mercedes.

El primer punto de venta fue el apartamento de María Mercedes, después se trasladaron a un garaje en el que atendían a sus clientes, cuyo número cada vez iban creciendo más. Ahora con una empresa más fortalecida, tiene su propia sede, un espacio amplio y acogedor en el que los clientes pueden llegar y apreciar cada uno de sus modelos y opciones y elegir el que más se adecue a sus necesidades.

“Elegir la forma, el tamaño y el color del accesorio le da la posibilidad al cliente de sentir que es un producto muy suyo, no sólo porque lo compra sino porque participa en su creación. Eso ha sido muy importante”, asegura Carolina.

Además de la producción de bolsos y correas, con los que comenzaron su empresa, actualmente Carolina Carlier ofrece billeteras, portacelulares, cosmetiqueras, monederos, collares, aretes y pulseras.

“Fuimos creciendo a medida que el mercado lo fue exigiendo, a veces llegaban y nos pedían que les hiciéramos la billetera, el portacelular y la cosmetiquera en el mismo modelo del bolso, entonces de ahí fueron surgiendo las ideas”, aseveran las empresarias.

Además, respondiendo también a las necesidades de los hombres, han comenzado a incursionar en el mercado masculino con billeteras y cinturones. Un campo que también han logrado conquistar con la exclusividad y practicidad de sus diseños.

Actualmente los productos de estas jóvenes empresarias se venden en las principales ciudades del país, a través de vendedores directos que dan a conocer sus productos y hacen los pedidos de acuerdo a los requerimientos de los clientes.

El mercado de Venezuela fue una de sus primeras conquistas y están cerrando sus primeras negociaciones para comenzar a vender en Estados Unidos, Canadá y Alemania.

“Una de las cosas que más nos entusiasma de la empresa, es ver que se ha convertido en una forma de trabajo muy práctica, principalmente para amas de casa y mujeres cabeza de familia, pues ellas hacen de promotoras y con la facilidad de que todo se maneja por encargo, el cliente siempre va a estar muy a gusto”, concluye María Mercedes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad