cuando no se sabe qué puede suceder | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-19 05:00:00

cuando no se sabe qué puede suceder

En la nota que publiqué el viernes pasado en El Tiempo, presenté un breve resumen del concepto de los Cisnes Negros desarrollado por Nassim Nicholas Taleb, quien le ha dado ese nombre a los eventos que tienen un gran impacto negativo o positivo y que son difícilmente predecibles.
cuando no se sabe qué puede suceder

Taleb tambi√©n dice que la mayor parte de las predicciones que hacen los t√©cnicos son in√ļtiles, porque no hay ninguna garant√≠a de que el futuro se parezca al pasado, entre otras cosas porque van a aparecer estos Cisnes Negros que no se pueden predecir. Un lector me hizo llegar un art√≠culo que apareci√≥ la semana pasada escrito por Edmund Phelps quien dice que la incertidumbre provoca descalabros a√ļn en los mejores sistemas y que en los a√Īos 20 y 30 del siglo pasado, notables economistas hab√≠an hecho notar lo que est√° destacando Taleb ahora.

Una de las grandes flaquezas del capitalismo es que la creatividad inherente al sistema genera incertidumbre. Frank Knight sostenía ya en 1921 que las empresas no evolucionan en ambientes en los que se conocen todos los posibles desenlaces, ni las probabilidades de que ocurran (si conociera esto podrían asegurarse contra eventualidades negativas). Es más, ni siquiera conocen todas sus opciones. El mundo financiero y las decisiones de inversión, tanto en el sector financiero como en el real, se desarrollan en ese ambiente de incertidumbre.

En 1936 John Maynard Keynes comentaba que el conocimiento que se aplica para valorar inversiones es precario y que, en consecuencia, las creencias de los que llevan a cabo las inversiones no tienen mucho fundamento.

Hace 20 a√Īos nadie hubiera sido capaz de predecir que el tel√©fono ser√≠a desplazado por el celular, o que el celular se convertir√≠a en el ¬ďtel√©fono¬Ē de los colombianos m√°s pobres. La mayor√≠a de las pol√≠ticas de largo plazo de las empresas de telecomunicaciones aqu√≠ y en el resto del mundo fueron probablemente equivocadas y algunos de los aciertos fueron chepazos.

Por todo lo anterior, Taleb recomienda que como nunca se sabe lo que va a suceder, no hay que dar papaya. Esto tiene aplicaci√≥n tanto en el caso del sector privado como en el p√ļblico. Pero muchas veces no se hace algo porque la idea de que nada malo va a suceder emboba a los que pueden tomar medidas.

En el manejo de la econom√≠a colombiana est√° ocurriendo eso. Sabemos que viene un tsunami. Pero en lugar de construir diques o coger monte arriba, seguimos en la playa oteando el horizonte y rega√Īando a los aguafiestas que repiten que viene el desastre.

Eso mismo le est√° sucediendo al resto de Am√©rica Latina. Se derrumba el mundo y en la regi√≥n nos sentimos blindados. Claro que nadie m√°s que los Kirchner. Adri√°n Ventura escribe en La Naci√≥n que ¬ďla Argentina es una potencia desarrollada. Por obra y gracia del Gobierno, no hay inflaci√≥n, hay plena seguridad; cada vez hay menos pobreza, la econom√≠a sigue con viento en popa.

El √©xito del gobierno argentino es total y lo logr√≥ con la m√°xima eficiencia, sin esfuerzo alguno, como corresponde a un verdadero pol√≠tico argentino¬Ē. En Colombia estamos pasando sorprendentemente de 2800 secuestrados a menos de 200. ¬ŅNos argentinizamos?¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad