Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

El recuerdo de nuestros próceres | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-21 05:00:00

El recuerdo de nuestros próceres

El recuerdo de nuestros próceres

Fue un crimen lo que hizo alguna administración de la ciudad cuando derribó el hermoso pedestal en mármol de Carrara que enchapaba al General Francisco de Paula Santander. De gran altura y con imponencia dominaba el hermoso jardín de la época. Un escudo de Colombia elaborado con flores era otro de los atractivos para los nativos y los visitantes. Los candelabros los habían importado de Francia y adornaban con sus hermosos faroles.

El Parque de Santander se remodeló y se convirtió en ventas y desaseo. La fuente luminosa no funciona desde hace muchos años, otro escenario para los aficionados a la fotografía.

Los parques, en todas las ciudades del mundo, se mantienen intactos y son los símbolos de las poblaciones; casi nunca se cambian y por el contrario, hacen parte del historial de los pueblos. Nuestra ciudad tiene más de cincuenta años sin que se realice una verdadera obra de arte. Con motivo del Sesquicentenario, no quedó recuerdo alguno. Estamos pensando en el Bicentenario y se planea construir otro parque con altos costos; sin embargo, no hemos sido capaces de mantener los que tenemos.

Bucaramanga no tiene más que el de La Flora; los demás son simples jardines. No tienen los servicios básicos para que cumplan sus objetivos. Plausible que las S.M.P. haga algo para arreglarlos pero todo se acaba a los pocos días por falta de continuidad en el mantenimiento.

Parece mentiras que en cinco décadas no hayamos podido o querido construir algo semejante a las estatuas de García Rovira, el General Santander; ahora en el suelo, Galán en el Parque de Los Niños, Simón Bolívar en el parque que lleva su nombre, Bolívar ecuestre, Gabriel Turbay, Aquileo Parra, el obelisco del Parque Romero y no son más. Los bustos son muy pequeños y sus pedestales no tienen suficiente altura para que luzcan como debe ser.

¿Qué nos pasa a los bumangueses que nos hemos olvidado del cuidado de la ciudad? Inseguridad, desaseo, huecos en la malla vial, andenes desnivelados, ruido excesivo, desorden, ventas ambulantes sin control y un clima enrarecido, calor, frío, lluvia y el desorden de los motociclistas y los conductores de automóviles que mantienen a los ciudadanos sumidos en el mal humor. ¿Dónde está la cultura ciudadana?

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad