Obama abre puerta a enjuiciamiento de ideólogos de la tortura | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-21 21:40:05

Obama abre puerta a enjuiciamiento de ideólogos de la tortura

El presidente estadounidense, Barack Obama, abrió hoy una puerta para el enjuiciamiento a los autores de la doctrina jurídica que respaldó el uso de torturas en la lucha antiterrorista, mientras que una organización de derechos humanos pidió que la justicia investigue las torturas.La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) pidió a la justicia norteamericana que investigue la práctica de torturas en la lucha antiterrorista, durante el gobierno del presidente George W. Bush.
Obama abre puerta a enjuiciamiento de ideólogos de la tortura

Obama hizo una distinción entre los agentes que llevaron a cabo interrogatorios severos permitidos por la Casa Blanca tras los ataques del 11 de setiembre de 2001 y los funcionarios jurídicos que justificaron esos métodos.

El presidente estadounidense repitió que sería "inapropiado" juzgar a los agentes que aplicaron las torturas, pero justificó una acción legal sobre los ideólogos que respaldaron estas prácticas por parte de la CIA en los interrogatorios a acusados de terrorismo durante el gobierno de Bush.

"Con respeto a aquellos que tomaron esas decisiones legales, diría que esto correspondía más a una decisión del fiscal general", precisó el mandatario.

El gobierno estadounidense difundió el jueves cuatro documentos redactados por Jay Bybee y Steven Bradbury, abogados del departamento de Justicia durante el gobierno de Bush, que daban el marco legal al programa de interrogatorios a los detenidos en la "guerra contra el terrorismo".

Dichos interrogatorios incluían técnicas ampliamente consideradas como tortura, como el caso del "submarino", en el cual al detenido se le impide respirar hasta estar cerca de la asfixia.

Los textos hechos p√ļblicos incluyen una larga lista de cosas que se le pod√≠a hacer a un prisionero. Se menciona, por ejemplo, obligarlos a estar desnudos, golpearlos en la cara y el abdomen, impedirles dormir, someterlos a "posiciones estresantes" y manipular su alimentaci√≥n, todo lo cual -seg√ļn los funcionarios- no pod√≠a ser considerado tortura.

En cuanto a la ACLU, en 2007 denunció a una empresa aérea sospechosa de participar en los vuelos secretos de la CIA. La demanda fue contra una filial del grupo Boeing, Jeppesen Dataplan, sospechosa de haber sido uno de los principales proveedores logísticos de los aviones usados por el servicio de inteligencia estadounidense.

Uno de los demandantes, Binyam Mohamed, de nacionalidad etíope, afirmaba haber sido transportado secretamente de esta manera a Marruecos para ser torturado en 2002, y a Kabul, en Afganistán, en 2004, donde fue igualmente torturado antes de ser transferido a Guantánamo, donde sigue preso, sostiene la ACLU.

Pero la denuncia fue rechazada sin ni siquiera ser examinada, a petición del gobierno de Bush, aduciendo que concernía actividades secretas que no podían ser confirmadas ni desmentidas.

"Esta l√≥gica ya no es v√°lida porque los m√©todos (de interrogatorio) son ahora p√ļblicos y porque fueron expresamente prohibidos", indica Ben Wizner, abogado de la ACLU.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad