En colegios y escuelas se volvería a calificar de 1 a 5 | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Ene 20 2018
19ºC
Actualizado 06:14 pm

En colegios y escuelas se volvería a calificar de 1 a 5 | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-22 15:43:29

En colegios y escuelas se volvería a calificar de 1 a 5

Estudiantes, padres de familia, profesores y, en general, la comunidad educativa bumanguesa, están de acuerdo con la idea de cambiar el sistema de calificación en los planteles. Es más, prefieren que vuelvan las tradicionales notas de 1 a 5, antes que el sistema actual que evalúa a los alumnos con logros y letras como Excelente, Sobresaliente, Aceptable, Insuficiente o Deficiente, dependiendo del nivel del alumno.
En colegios y escuelas se volvería a calificar de 1 a 5

A esta conclusión se llega luego de analizar las reacciones que deja entre la comunidad la nueva orden del Ministerio de Educación Nacional de darles a los colegios vía libre para escoger ‘a su antojo’ el método que consideren más adecuado a la hora de evaluar.

Se trata del Decreto 1290 de 2009, el cual puso en discusión la conveniencia o no de la evaluación por letras, que al parecer no ha sido la mejor y, por el contrario, ha puesto en ‘jaque’ la calidad de la educación durante los últimos años.

De esta manera lo expresaron a Vanguardia Liberal varios directivos de colegios públicos y privados de la ciudad. Uno de ellos fue el padre Gerardo Arango, rector del San Pedro Claver, para quien la autonomía establecida recientemente significa un gran avance en la efectividad de la educación.

“Es un paso importante para dejar a un lado la superficialidad en la enseñanza, pues con el método de las letras los estudiantes no toman en serio las evaluaciones. Pienso que este es un momento en el que como instituciones debemos ser responsables para así determinar el sistema de calificación más adecuado y con el cual podamos ir más lejos que una nota, todo por el bien de los estudiantes”, afirmó Arango.

Y es que contrario a la polémica y a las voces de rechazo que se presentaron en otras ciudades del país, en Bucaramanga la mayoría de docentes y alumnos estaban pidiendo ‘a gritos’ un cambio en el método de evaluación, a tal punto que algunos se atrevieron a calificar como “mediocre” a la norma que rige en la actualidad.

Es decir, para ellos ya era hora de sacar de sus notas las cinco letras (E,S,A,I,,D) establecidas, para determinarles el nivel académico desde primaria hasta secundaria.

Eso sí, durante el sondeo hecho por este diario no faltó quien manifestara incertidumbre frente a lo planteado, o quien asegurara la necesidad de dejar claros los lineamientos generales para evitar confusiones en el futuro.

LISTA
Lo bueno y lo malo de las letras

? La calificación es generalizada.
? Son más fáciles de entender para los estudiantes.
? Se miden más los logros o avances del estudiante.
? Los jóvenes no se sienten tan presionados con las evaluaciones.
? Los papás no comprenden con exactitud qué tan bien van sus hijos.

LISTA
Lo bueno y lo malo de los números

? Los padres se familiarizan más con ese sistema.
? Brinda más exactitud, según algunos catedráticos.
? Son malos porque, al final, no miden logros sino cifras exactas que no determinan una evaluación real.
? Permite que los estudiantes se adapten a la vida universitaria.

LISTA
Más sobre el Decreto

1 El nuevo Decreto 1290 de 2009 fue expedido por el Ministerio de Educación y sancionado por el Presidente el pasado 16 de abril.
2 Las instituciones calendario B deberán definir el sistema de evaluación antes del segundo semestre de este año.
3 Para los colegios de calendario A, la medida aplica desde enero de 2010.
4 Esta norma deroga el Decreto 230 de 2002, en el que la calificación debía hacerse con logros y competencias individuales, al igual que determinaba que sólo 5% de los estudiantes en cada salón podía perder el año.
5 Cualquiera que sea el método de evaluación seleccionado por cada institución, al final de cada año, ésta deberá traducir las notas de acuerdo con los estándares nacionales que son: desempeño superior, desempeño alto, desempeño básico y desempeño bajo.

Debatible
Lo importante no son las letras ni los números

 

El dilema planteado por algunas personas no es más que una pelea sin sentido que no influye en la calidad de la educación sino que estaría alejando la mirada de un problema mayor: las ‘cuotas’ de reprobación. De esta manera lo sostuvo el pedagogo y experto en el tema, Germán Alonso Jaimes.

Según expresó Jaimes, los docentes sólo pueden reprobar al 5% de los estudiantes, sin importar que haya más cuyo pésimo nivel académico los debería obligar a repetir.

“He tenido casos en los que jóvenes con 6 ó 7 áreas perdidas aprueban el año porque como docentes debemos cumplir lo que dice el decreto. Por eso, el estudiante se ha estado volviendo irresponsable, pero si no hay un cambio estamos permitiendo que siga la mediocridad”, aseguró Jaimes.

De la misma manera, sostuvo: “Los maestros estamos rechazando concretamente el porcentaje de reprobación, pues nos estamos volviendo más permisivos con la educación. Necesitamos bases más profundas que apoyen a los maestros en la exigencia académica porque así como estamos nos sentimos ‘maniatados’; no podemos lograr más si las normas son las que nos quitan toda excelencia”.

Con la nueva norma del Ministerio de Educación, cada colegio también podrá determinar los criterios de promoción escolar, de acuerdo con el sistema de evaluación que aplique, al igual que el porcentaje mínimo de asistencia para que un alumno sea promovido al siguiente grado.

De la misma manera, quedó establecido que si la institución determina que el bajo desempeño del alumno le impide pasar de grado, las directivas deberán garantizarle el cupo para que en el siguiente año escolar el jóven pueda seguir su proceso formativo.

Opinan los rectores

Rectores dicen sí a los números
Piedad Santos Gómez / Rectora Escuela Normal Superior de Bucaramanga

“La autonomía para que cada colegio decida el método de calificación generaría un caos espantoso, pues lo que en una institución puede ser aceptable, en otra no. Creo que sería mejor definir un criterio universal. En cuanto a escoger un método, debería ser el de números pues el objetivo es llegar a la vida universitaria y suele ser más entendible para todos porque a veces es difícil decir qué es aceptable o deficiente”.

Gerardo Arango / Rector Colegio San Pedro Claver

“Esta determinación supone dar autonomía para que cada institución determine evaluar de acuerdo con su Proyecto Educativo Institucional. El punto importante para aprovechar con esta norma es que la calificación sea cualitativa, que se identifique a cada estudiante dónde está, en qué acierta y en qué no. Lo que sí debemos exigir al Ministerio es que haga mayor control y seguimiento a las instituciones”.

Leonor Rodríguez / Coordinadora Colegio Santa María Goretti

“Considero que volver a los números es más preciso para los estudiantes. En el Decreto 230 había demasiada permisividad y aumentó la mediocridad en los niños y jóvenes. En este momento vemos alumnos hasta con 5 ó 6 áreas perdidas pero aún así pueden pasar el año. Cuando una medida más exige, los estudiantes dan más, sin embargo, antes de decidir cualquier cosa vamos a pedir la participación de los padres, docentes y estudiantes para sacar los criterios que más convengan”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Álvaro Alyamani Triana / Especialista en pedagogía

“El cambio de modelo de números a letras llevó a que la irresponsabilidad en la educación aumentara. Permitió que estudiantes se graduaran sin las debidas competencias en campos como matemáticas y lenguaje, al tiempo que permitió algunos vicios de procedimientos al permitir que los alumnos fueran promovidos aún cuando se perdieran muchas materias.

Lamentablemente, por eso ahora vemos cómo muchos jóvenes salen de los colegios sin contar con las bases suficientes y al llegar a la universidad no pasan de primer semestre. Esa es la primera explicación del fracaso de muchos.

Por otro lado, el criterio de evaluación basado en los números es el que se debe empezar a implementar en las instituciones de la ciudad y del país, sin dejar a un lado la parte conceptual. Es decir, enseñar que quien peca tiene que pagar.

Lo mejor que se debe tener en cuenta es que el método seleccionado valore y sustente el porqué de la nota. Se debe aprovechar este estupendo cambio hecho por el Ministerio para ganar competitividad y valorar las actitudes y el saber en la academia, para que los alumnos empiecen a saber, ser y tener habilidades y destrezas”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad