Por una iglesia del amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

Por una iglesia del amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-23 05:00:00

Por una iglesia del amor

Por una iglesia del amor

Tampoco dice: si sois obedientes...

Y mucho menos: si no queréis ir al infierno. Si me amáis...

El estímulo, la motivación, el estilo de nuestra conducta, no puede ser más que el amor.

Si es otra cosa, nuestros comportamientos, si bien irreprensibles desde el punto de vista de la observancia formal de la ley, no son cristianos.
Jesús no nos deja una doctrina, un manual de instrucciones y mucho menos un código.

Nos deja un deseo, un único deseo. Que amemos. Si hemos aprendido a amar, hemos aprendido lo fundamental.

Si hemos entendido el amor, hemos entendido todo lo que había que entender.

Si me amáis... puedo marchar tranquilo. Puedo fiarme de vosotros. Porque haréis las cosas como es debido. Porque haréis la única cosa agradable a Dios.

La Iglesia es la Iglesia de Cristo, no cuando es el lugar de la obediencia, de la disciplina, de la organización perfectamente funcional, de la ortodoxia, de la cultura, sino cuando es la Iglesia del amor.

Si no es la Iglesia del amor, no es ni la Iglesia.

Si me amáis... no me avergonzaré de vosotros.

Si me amáis, mi misión puede considerarse cumplida.

Jesús, antes de partir, no distribuye ningún diploma, ningún doctorado, ningún certificado de autenticidad cristiana.

Dado que pueda existir un documento de este tipo, tal certificado no es válido en absoluto. Queda condicionado por un “si”.
Si me amáis...

Nuestros actos quedan autentificados por su firma, “si” están escritos en la lengua del amor.

Quizás hay que referirse a la pregunta de Felipe, a la que hemos aludido el domingo pasado:
-Señor, muéstranos al Padre y nos basta...

Felipe sufre de la ausencia del Padre. Piensa que una visión remediaría esa falta. Jesús le responde que la visión la tiene ya ante los ojos desde hace tiempo y no se ha dado cuenta de nada:

-Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces...?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad