Los remiendos de Esgamo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-23 05:00:00

Los remiendos de Esgamo

Esgamo es la firma que desde hace muchos meses, much√≠simos, ha revolcado la carrera 27 adecu√°ndola para Metrol√≠nea y demorar√° much√≠simos m√°s en terminar lo contratado. Lo cierto es que la ciudadan√≠a est√° ¬ďmamada¬Ē (t√©rmino que en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Santandereana quiere decir:
Los remiendos de Esgamo

cansada, hastiada, ofendida, desafiada, irrespetada) con una obra inconclusa desde el punto inicial hasta su final, porque permanentemente aparecen remiendos, para atender los cuales, se bloquea un carril, se cierra la vía totalmente, se genera un cuello de botella para el tránsito, se dejan trampas mortales para los peatones, en fin, se nos está sentenciando a permanecer con interminable incomodidad hasta tanto los emires de dicha empresa entiendan que han carecido de planeación, de rutas críticas y de programación para los remiendos en la obra que desde su punto de partida hasta donde van a llegar continuarán siendo un permanente estorbo y desafío para los ciudadanos motorizados y para los de a pie.

Por su improvisaci√≥n, la ciudadan√≠a se est√° desilusionando de la seriedad de dicha empresa, en la que hab√≠a puesto su confianza por venir precedida de buenos augurios y comentarios favorables. Desafortunadamente su proceder y organizaci√≥n han fallado lamentablemente y su falta de previsi√≥n, organizaci√≥n y programaci√≥n est√° sometiendo a la ciudadan√≠a a un sinn√ļmero de incomodidades; a las empresas ubicadas en la v√≠a a un calvario para prestar sus servicios; a los usuarios a no poder acceder a ellos y en general a pensar que las obras a esta firma encomendadas sobrepasar√°n el presente a√Īo.

Bastante sufre la ciudadanía motorizada con la ausencia total de autoridades competentes que regulen el tránsito; que impidan que las normas se violen olímpicamente por quienes se creen amos del solar; que la fluidez del desplazamiento vehicular obedezca a un procedimiento como lo imponen la técnica y la razón, para que una empresa que se perfilaba seria y cumplida, sea, por su incapacidad coordinativa, el comodín de quienes pueden escudarse en ella para justificar las incomodidades y las arbitrariedades con la ciudadanía. ¡Qué vaina!
Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad