√Āngeles en uniforme y de coraz√≥n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-25 05:00:00

√Āngeles en uniforme y de coraz√≥n

¬ŅExisten los √°ngeles, los duendes o los esp√≠ritus? ¬ŅPuede alguien aparecer en el momento preciso y salvarnos o cambiarnos por completo la vida? La racionalidad dir√° que no, que es locura, pero si abrimos la puerta a la sensibilidad y atendemos a los detalles en apariencia insignificantes, podremos identificar cu√°ndo uno de estos seres nos hizo un favorcito.
√Āngeles en uniforme y de coraz√≥n

Suelen llegar con el susurro del viento, en un rayo de luz de madrugada, en un sue√Īo mientras dormimos o ser, simplemente, alguien que se asoma a la ventana y nos ilumina la noche. En esto pensaba cuando recib√≠ la historia de uno de ellos, que se cuenta en ¬ďSopa de pollo para el alma de la Madre¬Ē y dice lo siguiente:

En 1949 mi padre acaba de regresar de la guerra. En las autopistas se ve√≠an soldados en uniforme que buscaban transporte para llegar a casa, pero la emoci√≥n del encuentro se ensombreci√≥ porque mi abuela enferm√≥ gravemente y tuvo que ser hospitalizada. Eran sus ri√Īones y los m√©dicos dijeron que necesitaba una transfusi√≥n de sangre de inmediato o morir√≠a aquella noche.

El problema era su tipo de sangre: AB-, muy poco com√ļn, m√°xime que en esa √©poca no hab√≠a bancos de sangre. Se examin√≥ a todos los miembros de la familia, pero ninguno ten√≠a ese tipo. Los m√©dicos no daban esperanza; mi abuela se mor√≠a.

Ba√Īado en l√°grimas, mi padre sali√≥ del hospital a buscar a la familia y que todos pudieran despedirse de la abuela. Cuando conduc√≠a por la autopista se cruz√≥ con un soldado en uniforme que ped√≠a transporte y, como si algo ajeno a √©l lo obligara, se detuvo y aguard√≥ mientras el extra√Īo sub√≠a al auto. El soldado advirti√≥ las l√°grimas y averigu√≥ el motivo. Mi padre le cont√≥ que su madre mor√≠a en el hospital porque hab√≠a sido imposible encontrar su tipo de sangre, AB-, y que no pasar√≠a de la media noche.

Hubo un gran silencio; luego, el soldado extendi√≥ la mano donde ten√≠a su identificaci√≥n y su sangre era AB-. Le pidi√≥ a mi padre que regresaran de inmediato al hospital. La abuela vivi√≥ cuarenta y siete a√Īos m√°s y hasta hoy nadie conoce el nombre de ese soldado. La pregunta es: ¬ŅFue realmente un soldado o un √°ngel en uniforme?

Esta semana que tanto los hemos necesitado en la familia, apareció para salvarnos una legión multicolor de ángeles, espíritus y duendes, en uniforme y de corazón. Nuestro agradecimiento eterno para todos ellos.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad