Publicidad
Publicidad
Mar Ene 24 2017
19ºC
Actualizado 06:26 pm

$400 no es suficiente | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-26 05:00:00

$400 no es suficiente

El Gobierno decidió bajar en 400 pesos el precio del galón de combustible a partir del 1º de mayo, pero para muchos expertos en el tema y usuarios -como los transportadores- esto no es suficiente y el valor sigue siendo demasiado caro, precisamente en un país productor.
$400 no es suficiente

Actualmente, varios fondos e impuestos están incluidos en el valor del galón de gasolina que pagan los colombianos: Una parte es el valor real del producto; además el usuario paga un aporte para el Fondo de Estabilización de Precios de los combustibles, que según el Gobierno está destinado a nivelar el precio en caso de que el combustible suba demasiado en un futuro (el fondo ya cuenta con 800 mil millones de pesos).

Están también los impuestos: en Colombia son un 38% del valor total, que incluye el IVA, el impuesto global, la sobretasa a la gasolina y transporte. Esto suma un total de $3.496 adicionales por cada galón de gasolina. Y por último está el costo del etanol (por determinación del Gobierno cada galón debe tener un 10%), cuya producción es de 6.120 pesos por galón, mientras que en el resto del mundo cuesta aproximadamente 1,5 dólares.

Por ello, muchos sectores han pedido claridad sobre las determinaciones que rigen la política energética, los vacíos respecto a la regulación de los precios y la destinación y motivos de los impuestos sobre el combustible.

No es suficiente

Para Germán Corredor Avella, director del Observatorio de Energía, la disminución anunciada por el Gobierno es mínima frente a lo que podría bajar. “Los cálculos del gobierno son que la gasolina está 830 pesos por encima del precio internacional y el diésel 280”, dijo el experto.

“¿La pregunta aquí es de dónde sacan ese número? Suponiendo que las estimaciones del gobierno son correctas, de todas formas se crea un subsidio cruzado de la gasolina hacia el diesel, se da una mala señal al mercado y se induce a consumos ineficientes”, agregó Corredor.

Dijo además que la reducción del precio de la gasolina coincide exactamente con el sobreprecio que se estaba pagando por el etanol, “lo cual genera una pregunta adicional: ¿si el precio de referencia que ha definido el gobierno es el del etanol o si es el precio internacional de la gasolina?
Aquí hay un tema de discusión, porque evidentemente si es el del etanol se está fortaleciendo la producción de este combustible a un gremio muy importante, en detrimento de la racionalidad económica de los precios de la energía”.

Corredor dijo a su vez que la noticia de la disminución es buena, pero se realizó no porque era una necesidad demostrada durante meses por catedráticos, empresarios, y hasta el propio Banco de la República, sino una respuesta a un paro camionero.

“Esto a todas luces es un claro bandazo que pone en duda la existencia de una política energética seria y obliga a realizar un exhaustivo análisis sobre la forma como el gobierno ha venido manejado la política de precios de combustibles”, precisó.

El Senador Luis Fernando Velasco también considera que la disminución es apenas “un paño de agua tibia”. “El precio de un galón de gasolina debe disminuir cerca de $1.500 y no $400 como lo planteó el Gobierno Nacional. Sin embargo con esta pequeña disminución nos da la razón sobre la inconveniencia de mantener los precios de los combustibles tan altos en nuestro país”, aseguró.

“Si según el Ministerio de Minas y Energía el costo de producción de un galón de gasolina es inferior a $2.500, no es justo que nos sigan cobrando hasta el 30 de abril más de $7.500 en promedio y que a partir del 1º de mayo continúe el precio por encima de los $7.100”, agregó.

Para el director ejecutivo de Fedesarrollo, Roberto Steiner, el precio de la gasolina debería estar en $5.769, es decir, unos $1.704,50 menos de su valor en este momento, si el Gobierno aplicara la fórmula para calcular dicho valor.

“Hoy en día el precio de la gasolina está más alto de lo que debería, porque el Gobierno tiene una fórmula que no aplica y por ello decide el precio ejecutivamente. Si la expectativa del valor del combustible es al alza, se debería aplicar la fórmula en estos momentos y cuando ésta se cumpla, se suba el precio del combustible”, explicó.

Para la Unión Sindical Obrera, Uso, la gasolina en Colombia la cobran a precios de importación, cuando estamos usando la producción local. “Las refinerías son cargadas con petróleo colombiano, que se extrae en diferentes campos del país, cuyo costo de producción oscila entre U$1,27 y U$6 por barril, es decir, aún no se tiene que importar petróleo.

En el caso de la gasolina en Colombia, el precio lo fija el Gobierno a través de la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, con una fórmula que no refleja el precio real de producción y un margen razonable de ganancia, sino que se fija como si éstos fueran comprados en los Estados Unidos e importados al país.

Lo anterior es ilógico, dado que ésta se produce en nuestro país, pero aún más ilógica es la razón argumentada por el Gobierno, que manifiesta estar preparando a los colombianos para la posible importación de combustibles, por si alguna vez se tiene que importar, como consecuencia de una política petrolera equivocada, en otras palabras, por si acaso”, señalaron voceros de la organización sindical.

Para Fendipetróleo, efectivamente la gasolina en Colombia es muy cara “Lo cierto es que en Colombia, la gasolina paga en impuestos por galón el 39 %, mientras en Estados Unidos ese porcentaje es cerca del 17 %”, dijeron voceros de la Federación.

Para el gremio, se hace imposible una baja en el precio del combustible si el Gobierno no le apuesta a rebajar los “cuantiosos” impuestos que éste genera. “Sin embargo, si la mezcla de combustible con alcohol aumenta del 10% que rige ahora, al 20 %, la posibilidad de bajar los precios de la gasolina, es innegable. En Brasil, por ejemplo, se maneja una mezcla del 35 % y hay vehículos que operan solamente con etanol”, dijeron.

Igualmente, Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, manifestó que si el crudo sube, la gasolina debe aumentar en sus cotizaciones y si baja, tiene que presentar una reducción.” Para el caso del diésel debe bajar en sus precios en cerca de 600 pesos en promedio. Como principio económico, el mercado de los combustibles debe estar atado en oferta y demanda al precio internacional, y no debe tener una fijación administrativa o gubernamental; en las actuales circunstancias los precios de la gasolina deben bajar”, dijo.

Pero el Gobierno, pese a la reciente baja de 400 pesos, insiste en que los precios actuales del combustible son justos e insistió en la permanencia del Fondo de Estabilización de Precios y la ausencia de subsidios. “El Gobierno reitera que no es socialmente justo, ni presupuestalmente posible, que el país regrese a subsidios de combustibles, por lo tanto, en el momento en que se diera una tendencia alcista del petróleo, o de los otros factores de costo, habría que ajustar el precio interno en la proporción requerida.

Con el fin de evitar bruscas y periódicas oscilaciones, el Gobierno considera de la mayor importancia, preservar el fondo de estabilización, acompañado de un mecanismo móvil y de cobertura de precio, que se definirá en los próximos días, siempre con la prudencia que impida agotar los recursos del fondo”, dijo el Ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez Torres.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad