Ya no podemos tener sueños | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-26 05:00:00

Ya no podemos tener sueños

En la columna del domingo de Pascua, traté de expresar mis sueños sobre el sector agropecuario colombiano. Para no herir susceptibilidades, decidí situarme en el año 2015 y tomé en forma simulada una reunión de la SAC de esa época para transmitir seguramente mis deseos para que la agricultura colombiana tenga cambios sustanciales y destaqué seis puntos que a mi juicio serían importantes en el futuro. Me enorgullece profundamente que el presidente de la SAC me haya leído así sea porque Corpoica le mandó la nota.
Ya no podemos tener sueños

Me dice el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia que la institución que preside no ha realizado reunión alguna, ni participado en ninguna evaluación de un “plan de avance estratégico”. Me parece que aún tenemos 6 años, porque lo menos que esperamos los agricultores de quien preside la Sociedad es que sí piense en tener planes estratégicos en beneficio del sector.

Me solicita rectificar lo dicho en la columna a fin de hacer honor a la verdad. Tristemente debo decir que en efecto nada de esos sueños se ha hecho. Corpoica sigue funcionando igual, la ley agraria conserva las mismas falencias, no se han inaugurado plantas de potasio ni de fósforo y los abonos en Colombia siguen más caros que en el resto del mundo. De igual forma, no ha habido acuerdos con las multinacionales para equilibrar el costo de los defensivos, la dependencia de las importaciones de maíz, soya y algodón siguen iguales, los rendimientos en la avicultura y porcicultura no han mejorado por la planta de soya, ya que no se ha construido, y por lo que vemos no encontramos apoyo para hacerla. Tampoco es cierto que México haya invitado a los presidentes de Fenalce y Fenavi dado que en realidad no trabajan  en conjunto.

Pero sí puedo ratificarme en mis sueños de tener una gran investigación para el campo con presupuestos como los tienen los países desarrollados agrícolamente y no me resigno a pensar que Corpoica sea hoy el ente investigativo que llena las expectativas de los agricultores y que no requiera de cambios sustanciales. Advierto que el NIDIA no existe ni compite con el Corpoica que la SAC apoya. También me ratifico en que Colombia requiere reformas en la ley de tierras y lástima que la SAC no vea hoy esa necesidad sentida y en general de todos esos sueños que para tranquilidad de algunos, no se han hecho realidad.

Hechas las aclaraciones por usted solicitadas quiero invitarlo a pensar que lo que hacemos tiene sentido si contribuimos a un mejor estar de los colombianos. No es mi intención descalificar a nadie y desde que acepté el reto de escribir esta columna, tengo por objeto crear inquietudes, pensar en opciones y compartir dilemas que se nos presentan en forma permanente. Me queda la impresión que por falta de experiencia en estas lides de escribir, les quedo a algunos lectores la idea de que realmente hubieran ocurrido los hechos soñados. No se imaginan lo que me hubiera gustado.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad