Una historia para recordar | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
27ºC
Actualizado 01:35 pm

Una historia para recordar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-28 05:00:00

Una historia para recordar

Una historia para recordar

Nos detuvimos ante la estatua del ilustre mártir Custodio García Rovira, el más distinguido de los hijos de nuestra tierra. La estatua fue fundida en Alemania y la hizo el escultor hamburgués Sr. H. Arnald. El Dr. Pedro María Hernández publicó en el boletín de “Historia y Antigüedades”, una reproducción de un periódico de Hamburgo en que habla de esta hermosa obra de arte.

“La estatua lo representa en tamaño heroico, sobre un alto zócalo de granito, en el momento en que exclamaba frente al enemigo superior en fuerzas: ¡“Firmes, Cachirí”! Al zócalo de granito lo adornan relieves de bronce, de los cuales uno representa un episodio de la batalla referida. Un cóndor enorme, figura simbólica en las armas de Colombia, se posa con las alas extendidas al lado del General, como si en ese momento hubiera descendido de las alturas como protector de los guerreros acosados. Todos los detalles aparecen llenos de vida y de naturalidad sorprendente. La fundición de la estatua y de los relieves se ejecutaron en el establecimiento de Glodembeck, en Berlín. El monumento será en lejanas tierras testimonio elocuente de la altura del arte hamburgués.”

El historiador Cacua Prada escribió y publicó, para posesionarse como miembro de número de la Academia Colombiana de Historia, el libro: “Custodio García Rovira, el estudiante mártir”, que forma parte del Complemento a la Historia Extensa de Colombia. Un momento solaz del espíritu nos produjo la visita al monumento que nos mostró a la Bucaramanga de antaño.

Sitio obligado para los turistas es la “Casa del Libro Total”. Culturalmente es todo lo que tenemos gracias a la iniciativa privada. Los gobiernos no se preocupan por dotar a la ciudad de monumentos visibles que nos identifiquen. Nos contentamos con poco y por eso en materia de cultura el atraso es palpable. Por fortuna progresamos urbanísticamente no obstante las barbaridades que se cometen en deterioro de la memoria histórica de la ciudad. Bellas mansiones han sido derribadas so pretexto de dar paso al progreso de nuestra capital. ¿Por qué no preservar la zona antigua de Bucaramanga? Valdrá la pena salvaguardar lo poco que nos queda como recuerdo de la Bucaramanga de ayer?

La memoria urbana está agonizante sin que nadie actúe un mecanismo redentor. La prensa lo dice y lo recalca todos los días pero quienes tienen la responsabilidad de salvaguardarla tienen oídos sordos.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad