Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-29 05:00:00

Oasis

Nora Esperanza Cruz ha dedicado su vida a rehabilitar prostitutas pobres y a sus ni√Īos en la oscura zona del Cartucho.
Oasis

No tiene hijos pero le sobran porque esas mujeres renovadas y sus hijos la adoran y le dicen mam√°.
Su Fundación Vida Nueva en Bogotá, es ejemplar y nos muestra todo lo que se logra con la fe y el amor.
Giovanni es un humilde mec√°nico de Medell√≠n y desde hace a√Īos sirve a los ni√Īos y adolescentes de la calle, muchos de ellos adictos.
Ellos lo llaman Pap√° Giovanni y un buen n√ļmero de ellos ha mejorado su vida. A otros ha tenido que enterrarlos.
Rocío Laverde ayuda con profundo amor y calladamente a jóvenes violadas o en alto riesgo.
Cientos de ni√Īas han encontrado luz y amor en su Fundaci√≥n Cermujer, de Cali. Pero a ella no le interesa figurar sino servir.
Los anteriores son tres ejemplos entre muchos de esos colombianos ejemplares, ricos en humanismo. Y t√ļ ¬Ņqu√© haces por los que sufren?
Cuenta una leyenda que Buda y Jes√ļs retornaron a la tierra y, entre muchos lugares que visitaron, entraron a un partido de f√ļtbol. El estadio estaba lleno y las barras animadas para un cl√°sico entre un equipo cristiano y uno budista.
Comenz√≥ el juego y los que estaban cerca a ellos no sal√≠an de su asombro cuando hab√≠a un gol. El hecho es que tanto Jes√ļs como Buda celebraban con el mismo entusiasmo los goles de ambos equipos.
Por eso, cuando el √°rbitro pita el final del primer tiempo, les preguntaron: Un momento, no entendemos. ¬ŅUstedes con cu√°l equipo est√°n? Y ambos respondieron casi al un√≠sono: Con ninguno, estamos con el buen f√ļtbol.
Acá termina la historia y usted amigo lector o lectora, saque su propia conclusión.
Si lo desea, piense un buen rato en la tolerancia, en el pluralismo, en la no exclusión y en el respeto.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad