Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
24ºC
Actualizado 01:00 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-01 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Vi en Vanguardia Liberal del día 25 de abril este titular: Fiebre de oro en Santander: el Gobernador visitó a la transnacional Greystar, responsable de la explotación de la mina de oro más grande a cielo abierto ubicada en el municipio de california, cuyas posibles reservas ascienden a 13.6 millones de onzas.  Yo soy un lego en la materia.  ¿Será verdad tanta belleza? Doctores hay que sabrán responderlo.
Los gobiernos colombianos cuando se trata de regalar nuestra riqueza, violan leyes, derogan decretos y terminan firmando contratos leoninos por debajo de la mesa y a espaldas de la opinión nacional. Ejemplos hay muchos.
Yo creo entonces, que habrá plata para derrochar, francachela, comilona, contaminación con cianuro y mercurio, se estremecerán las entrañas de esas tierras con el detonar de la dinamita, las aves buscarán otro rumbo, la fauna llorará su desgracia.
Pregunto: ¿Cuando se haya terminado el ecocidio, serán suficientes el crujir de dientes y las lágrimas de los idiotas útiles que con su anuencia contribuyeron a consumar el hecho? Los derechos de la Greystar o cualquier otra empresa, terminan donde empieza la soberanía nacional”
Como sigamos como vamos, Colombia seguirá siendo un país de cafres, como decía Dario Echandía (q.e.p.d).

Jesús Delgado A

Los hijos del Presidente

 

Este “Coronell” sí tiene quien le escriba. Hace algunos días trató de involucrar a los hijos del Presidente con DMG; ahora los está condenando porque hicieron un buen negocio. Esto ya raya con la envidia crasa. Se le ve saña en sus afirmaciones. No deja trabajar al papá y ahora no quiere dejar trabajar a los hijos.
No veo indelicadeza alguna por parte de los hijos del Presidente al comprar unos terrenos. Hicieron un negocio como tantos;  el hecho de ser hijos del Presidente no los inhibe de hacer cualquier clase de negocio lícito como cualquier otro ciudadano. Tienen el mismo derecho que todos tenemos. No aspirará Coronell a que sigan esperando con los brazos  cruzados a que el papá les ponga el pan en la boca; ya están maduritos y saben lo que hacen.

Fabio A. Ribero Uribe


¿Baños móviles o letrinas?

Es urgente que el Alcalde de Bucaramanga instale baños públicos móviles para que sus calles, andenes, potreros, parques y antejardines entre otros sitios, dejen de ser letrinas para vendedores ambulantes, taxistas, indigentes y peatones. Hoy vemos cómo muchos ciudadanos se orinan o hacen sus necesidades fisiológicas diariamente en cualquiera de los sitios anteriores, ocasionando malestar entre los transecuentes, las familias y los visitantes extranjeros que en ese momento pasan por allí.
Conseguir un baño público en la ciudad no es una tarea sencilla; muchos se ven obligados a recurrir a los almacenes de cadena o a las cafeterías y no siempre se los prestan, lo que hace que utilicen las calles o parques convirtiéndolos en letrinas.
La iniciativa sería de gran utilidad para quienes no encuentran un sanitario en donde hacer sus necesidades fisiológicas; además, mejoraría el aseo y el entorno de la ciudad. Estos baños móviles se adecuarían en paseos peatonales o los mismos parques.
Vale anotar que iniciativas de este tipo se han aplicado en ciudades como Medellín, Cali y Manizales, en donde han arrojado buenos resultados. En dichas capitales se acondicionaron al entrar en vigencia el código de Policía que entre otras cosas establece drásticas sanciones a quien sea sorprendido haciendo sus necesidades en las calles, ya que es considerado como una obscenidad. Algunos dueños de establecimientos comerciales y residenciales de la ciudad se quejan de los orines excrementos y los olores insoportables encontrados todos los días en la mañana.
NOTA: en sus manos queda, señor Alcalde, la solución para que la ciudad no se convierta en una letrina en unos años.

Rafael Rodriguez Gonzalez


¿Y dónde está el piloto?

Llegamos a los primeros dieciséis meses de la administración del actual Alcalde de Bucaramanga y no se ven progresos significativos en algunas de las obras de infraestructura promesa de su administración y que en su momento fueron “cacareadas” en todos los escenarios:
•Teleféricos a Morrorrico y Aeropuerto (Metrocable)
•Viaducto de la Carrera 9
• Avenida de Los Cerros
• Transversal Norte-Sur
• Intercambiadores de El Bosque y Neomundo
• Parques lineales y ciclorrutas.
Hoy, sin que la opinión pública conozca que pasó con esas obras, se mencionan otras igual y potencialmente importantes:
• Centro Cultural del Oriente
• Teatro Santander
• Renovación Urbana en el barrio La Concordia
• Paseos peatonales y otros.
¿Será que se le está disparando a todo? ¿Habrá plata para tanto? Pienso que no hay que esperar a que ocurra un evento como “Los Primeros 200 días de Gobierno”, el “Balance  de la Administración en el 2009”, u otro, para conocer la gestión. Hay que mostrar resultados, porque la ciudad espera un desarrollo armónico y rápido que permita mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Con empleo y un mejor horizonte, las perspectivas son más optimistas.

Héctor Ordóñez

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad