Aquellos tiempos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-02 05:00:00

Aquellos tiempos

Fui un buen hincha del futbol. El rito de ir los domingos al estadio oír los comentarios radiales y leer ávidamente revistas especializadas como Estadio y Don Balón era algo importante que ponía un especial sazón a la cotidianidad de la semana.
Aquellos tiempos

La revista argentina El Grafico con su particular enfoque de escribir del futbol magnificaba a ojos del lector las haza√Īas y tragedias de los deportistas, de forma tal que no hab√≠a otra opci√≥n que convertirse uno mismo en protagonista de los hechos. Nada m√°s interesante que escudri√Īar las alineaciones de los equipos, revisar las estad√≠sticas y tablas de clasificaci√≥n y convertirse por un instante en director t√©cnico o comentarista radial, profesi√≥n, √©sta √ļltima, que todo buen hincha envidiaba tener.

El futbol amalgamaba muchos sentimientos: sentido de pertenencia; algo en que creer; deseo de emulaci√≥n, tanto el sabor de la victoria como el trago amargo de la derrota. Era una gran forma de conseguir amigos y encontrar tema com√ļn para conversar y compartir. Nada superaba ser espectador en un estadio abarrotado. Qu√© decir de la incomparable emoci√≥n de celebrar la salida a la cancha del equipo de su predilecci√≥n y entonar con orgullo patrio el himno nacional. El cl√≠max era l√≥gicamente cantar un gol y abrazarnos sin rubor con el vecino.

El estadio albergaba todo tipo de aficionados desde el solitario y analítico que se sentaba concentrado con su radio; el padre llevando orgullosamente a su hijo, parejas de novios y familias enteras, a veces con uniformes diferentes que indicaba ser hinchas de equipos contrarios, pero que iban unidos a compartir esta singular experiencia.

Deje de ser hincha no tanto por las derrotas de los equipos de mi predilecci√≥n sino porque fue perdiendo para mi aquellos sentimientos y valores que evocaba de mi juventud. Los hechos de violencia de esta semana, en donde un hincha da muerte a otro, est√°n lejos de ser eso que muchos vivimos. ¬ďEs amor pausado, que cada 8 d√≠as se despierta lleno de ilusiones, temores, alegr√≠as y tristezas. Es un motivo m√°s para levantarse todos los d√≠as, es como nacer otra vez cuando el equipo se asoma a la cancha y es poder morir tranquilo si lo ves campe√≥n.¬Ē Son palabras que gentilmente recib√≠ de un buen hincha. Ojala podamos mantener estos gratos sentimientos y no dejemos morir la fiesta del futbol.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad