Lun Dic 5 2016
19ºC
Actualizado 07:33 am

Serpa pensó en renunciar para buscar la Presidencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-03 00:37:55

Serpa pensó en renunciar para buscar la Presidencia

El pasado 16 de abril, el gobernador de Santander, Horacio Serpa, hizo un inusual llamado a los colombianos para ¬ďsalir a las calles a marchar¬Ē contra el referendo de reelecci√≥n presidencial.
Serpa pensó en renunciar para buscar la Presidencia

Ese mismo d√≠a, la Comisi√≥n Primera del Senado aprob√≥ en pen√ļltimo debate el proyecto del referendo que le permite a¬† Uribe V√©lez aspirar a una nueva reelecci√≥n el pr√≥ximo a√Īo.

Serpa se convirti√≥ en el √ļnico gobernador del pa√≠s en objetar de ¬ďtajo¬Ē este referendo.

Para algunos, su declaraci√≥n representa una intervenci√≥n en pol√≠tica que debe ser investigada por la Procuradur√≠a, mientras otros se preguntaban si el llamado a las calles era la antesala a su renuncia a la Gobernaci√≥n de Santander en busca de su cuarta campa√Īa para llegar a la Casa de Nari√Īo.

Esta semana asegur√≥ que no renunciar√≠a, no obstante, en di√°logo con Vanguardia Liberal Serpa Uribe confes√≥ que en los √ļltimos 15 d√≠as lo pens√≥ con insistencia. ¬†

A la plaza p√ļblica

VANGUARDIA LIBERAL: ¬ŅPor qu√© invit√≥ a los colombianos a salir a la plaza p√ļblica a protestar contra el refrendo de reelecci√≥n presidencial?

Horacio Serpa: ¬ďEn 1991, en la Constituyente, logramos que se prohibiera la reelecci√≥n presidencial. La reelecci√≥n frena la renovaci√≥n en pol√≠tica, obstaculizaba la alternancia en el poder y generaba unos anillos de poder alrededor del ejercicio presidencial muy excluyentes.

Además, no resulta conveniente para la democracia que con ocasión de cada periodo presidencial se tenga que modificar la Constitución Política. Y un agregado, que cuando se asumen modificaciones constitucionales, en un periodo determinado, los efectos no deben ser para quien está al frente del poder, sino para el futuro.

V.L.: Su convocatoria, en un país tan uribista, parece un ataque al Presidente.   
H.S.: Con franqueza digo que tengo un escr√ļpulo constitucional m√°s que una ataque personal contra el presidente de turno.

V.L.: ¬ŅUsted realmente est√° llamado a salir a la calle, cual marcha por la calle 36 hasta la plaza c√≠vica Luis Carlos Gal√°n, o su mensaje debe acomodarse a la ret√≥rica y la met√°fora con la que hablan los pol√≠ticos?
H.S.: Como el referendo es un mecanismo de participación política, todos debemos participar. Hice una invitación a exponer nuestros puntos de vista.

Participación en política

V.L.: Para algunos expertos su declaración es una clara intervención en política.
H.S.: Que digan que los gobernadores, alcaldes y funcionarios debemos guardar silencio, porque se trata de intervención en política, sería mandarnos a callar de una forma inconveniente.   

V.L.: Siendo abogado del diablo, cuando lo escuchan no lo reconocen como un ex constitucionalista. A usted lo ven como el Gobernador de Santander.
H.S.: Si utilizo el poder del Gobierno para promover mi posición política estoy violando la norma constitucional. Hablo como un ciudadano.

V.L.: Perdóneme, pero usted no es sólo un ciudadano, es el Gobernador de Santander.
H.S.: Sí, soy el gobernador, pero no voy a utilizar mi Gobierno para buscar una ventaja sobre el tema de la reelección presidencial. Eso no es intervención en política.

V.L.: ¬ŅPor qu√© no?
H.S.: Es un tema político, consustancial a la democracia, es un derecho constitucional. Un gobernador sí puede opinar sobre la Constitución.

V.L.: S√≠, pero es que la reelecci√≥n presidencial tiene consecuencias directas en el √°mbito electoral. Entonces, bajo ese mismo criterio, le preguntar√≠a su opini√≥n sobre qu√© precandidato liberal es el mejor para llegar a la Casa de Nari√Īo.
H.S.: No puedo opinar. Esa sería una consideración política.

V.L.: No entiendo, para unas cosas sí puede hablar y para otras no. Entonces hay que definir qué es intervenir en política.
H.S.: En la Constituci√≥n de 1991 qued√≥ establecido que los funcionarios p√ļblicos pueden intervenir en pol√≠tica. Lo que sucede es que nunca se reglament√≥ y es necesario hacerlo.

V.L.: Entonces, por citar un ejemplo, ¬Ņun alcalde podr√≠a opinar sobre qui√©n ser√≠a su mejor sucesor en las elecciones?
H.S.: ¬ŅUsted piensa que en el 2006, el presidente Uribe V√©lez no sali√≥ a pedir que votaran por √©l? ¬ŅY los ministros no pidieron que votaran por Uribe? En un pa√≠s, donde el Presidente de la Rep√ļblica puede hacer campa√Īa pol√≠tica, c√≥mo le van a prohibir a un alcalde y a un gobernador que hablen de pol√≠tica.

V.L.: ¬ŅNo se estar√≠a legitimando una infracci√≥n por el simple hecho de que ocurre? Me explico, en ese orden de ideas, si mi vecino roba, yo puedo robar.¬†¬†¬†¬† ¬†
H.S.: Lo que pasa es que somos muy hipócritas. En el país a los funcionarios les toca hacer política a escondidas.

V.L.: ¬ŅY lo hacen?
H.S.: Claro. Uno dura 40 a√Īos haciendo pol√≠tica para ser gobernador y cuando llega, no puede hacer pol√≠tica. Este cargo es pol√≠tico. Tocar√° hacer pol√≠tica despu√©s de las ocho de la noche y con la luz apagada. Soy m√°s radical en el concepto, en un sistema pol√≠tico donde hay reelecci√≥n presidencial, donde el m√°s importante de todos los funcionarios, el Presidente, puede hacer pol√≠tica y pedir que voten, de ah√≠ para abajo todos pueden participar en pol√≠tica.

Inconveniente

V.L: ¬ŅSu declaraci√≥n de rechazo a la reelecci√≥n traer√° consecuencias para Santander en un gobierno uribista?
H.S.: No se puede ser más papista que el Papa. Tengo unos espacios en donde me muevo y me escuchan por ser un líder político.

V.L.: Recuerde que en pol√≠tica se trabaja con los amigos no con los enemigos. ¬ŅTeme que vean a Santander como una trinchera de la oposici√≥n?
H.S.: De ninguna manera. Los uribistas son más papistas que el Papa. El jefe de ellos, la razón de ser de ellos, no se molesta con mis declaraciones.

¬ŅRenunciar√≠a?

V.L.: Usted dijo hace a√Īos que se retiraba de la pol√≠tica y luego regres√≥. Cuando lo eligieron lo acusaron de reencaucharse y en el aire qued√≥ la idea de que tal vez buscar√≠a en un futuro llegar a la Casa de Nari√Īo. ¬ŅEst√°n equivocados?
H.S.: No. Están en lo cierto. Vine a la Gobernación a prestar un servicio. Los políticos somos como los generales. Un militar que pierde todas las batallas termina de cabo. En política es factible perder y se pierde, pero hay que ganar algunas veces. Tengo el reto de ser un buen gobernador, porque sí, ese es un reencauche. Por su puesto, si soy un buen gobernador, eso me mantendrá vigente en la política.

V.L.: ¬ŅPara ser candidato a la Presidencia?
H.S.: Ojal√°. Esa es una quimera.

V.L.: En su columna en el Nuevo Siglo usted dice que no va a renunciar, pero admite que no le disgustar√≠a una cuarta campa√Īa a la Presidencia.
H.S.: Las solicitudes de volver a lanzarme a la Presidencia me llenan de satisfacción, después de perder tres veces las elecciones. Que me pidan volver quiere decir que tengo vigencia.

V.L.: ¬ŅEsa solicitud fue de los santandereanos?
H.S.: No, fueron m√°s las personas por fuera de Santander.

V.L.: ¬ŅEl reencacuche va hasta la Presidencia?
H.S.: Sí, pero eso es remoto.

V.L.: Eso decía cuando le propusieron ser candidato a la Gobernación.
H.S.: La política es impredecible.

V.L.: ¬ŅY habr√° partido que lo apoye?
H.S.: En la actualidad no estoy aspirando.

V.L.: ¬ŅUsted tiene coraz√≥n para una cuarta campa√Īa en la que no logre la Presidencia? ¬†
H.S.: Claro. No me aflijo con las derrotas.

V.L.: ¬ŅQu√© tanto le pesa el llamado proceso 8.000? Cerca de la Puerta del Sol hay un grafiti que dice: ¬ďSerpa s√≠ sab√≠a: Atentamente el Proceso 8.000¬Ē ¬ŅLo ha visto?
H.S.: S√≠. Ese letrero y otros m√°s en el pa√≠s son prueba de mi inocencia. Si me sintiera culpable los mandar√≠a a borrar. Pero lo cierto es que esa situaci√≥n ha pesado bastante. Pero soy el √ļnico colombiano al que absolvieron por el proceso 8.000. Renunci√© a la prescripci√≥n y la Fiscal√≠a se pronunci√≥ a mi favor.

V.L.: ¬ŅEn las √ļltimas semanas pens√≥ en renunciar a la Gobernaci√≥n para ser candidato a la Presidencia? ¬†¬† ¬†
H.S.: Sí, lo tuve en la cabeza.

V.L.: ¬ŅY analiz√≥ probabilidades?
H.S.: Tenía una fuerza que me llamaba a dar ese golpe de audacia. Tuve la tentación de pensar que si Uribe es candidato no habría chance, pero si Uribe no es candidato sí hay mucho chance. Pero me quité la tentación muy rápido y prevaleció la sensatez.

V.L.: ¬ŅUribe V√©lez quiere su tercer mandato?
H.S.: Sí.

V.L.: ¬ŅLo reelegir√°n?
H.S.: La política es impredecible. El elector es muy voluble. No hay victorias eternas ni derrotas permanentes en la política.

V.L.: ¬ŅDe qu√© se van a cansar los colombianos de Uribe?
H.S.: Usted me pone a entrar en unas controversias que pueden ser mal interpretadas. S√≥lo digo que no podemos caer en el error de pensar que entre 45 millones de colombianos s√≥lo uno est√° habilitado para gobernar. Ser√≠amos una sociedad en franco deterioro¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad