El paraíso de las falsedades | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-03 05:00:00

El paraíso de las falsedades

En Colombia la falsedad, el enga√Īo y el perjurio, le est√°n ganando la carrera a la sociedad y √©sta ni se imagina las consecuencias de esa derrota que, lamentablemente, apenas est√°n comenzando a verse.
El paraíso de las falsedades

Es que en los √ļltimos d√≠as han quedado en evidencia mentiras tan graves y lo que es peor, difundidas por funcionarios gubernamentales de tan alta posici√≥n, que no son ellos √ļnicamente los que pierden la confianza de la gente como individuos, sino a trav√©s de ellos, la credibilidad generalizada de la ciudadan√≠a en las instituciones que la rigen.

La conclusión no puede ser distinta, luego de que hace apenas cinco días se comprobó no solamente que directivos del DAS le mintieron flagrantemente a la Corte Suprema de Justicia en el caso de las interceptaciones telefónicas ilegales, sino que éstas van mucho más allá de lo que en principio se creía.

Un aparato de inteligencia estatal que se voltea contra las mismas instituciones que supuestamente debe defender, pero que además miente e intenta encubrir su proceder ilegal, amparado todavía no se sabe por quién, es el síntoma incuestionable de una enfermedad muy grave.

Y lo que es peor, esa enfermedad tan grave amenaza con hacer met√°stasis si todos los implicados no son encontrados, procesados y ejemplarmente castigados por la justicia.

En ese sentido, la Procuradur√≠a General de la Naci√≥n y particularmente su cabeza, Alejandro Ord√≥√Īez, as√≠ como la Fiscal√≠a, tienen una prueba de fuego cuyos resultados tendr√°n en vilo al pa√≠s entero.

Pero lamentablemente, ah√≠ no termina la historia de las mentiras y las falsedades de los d√≠as recientes. Los falsos positivos, que podr√≠an continuar ocurriendo a pesar del estallido del esc√°ndalo hace meses y de las denuncias que ya reposan en los entes judiciales, a pesar de las negativas de varios dirigentes estatales, a√ļn generan muchas dudas entre la opini√≥n p√ļblica nacional.

En fin, son varios los episodios en los cuales la credibilidad de quienes ostentan el control de las instituciones estatales se ha puesto en duda y bajo sospecha. No sobra decir que sucesos como los descritos son los que más debilitan a una democracia, sobre todo si ésta enfrenta a dos enemigos colosales que buscan extenuarla a como dé lugar, como lo son el narcotráfico y la guerrilla.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad