Riesgos del optimismo prematuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-03 05:00:00

Riesgos del optimismo prematuro

¬ŅLa crisis financiera internacional ya est√° controlada? ¬ŅLas recesi√≥n global ya toc√≥ fondo? ¬ŅYa empez√≥ el proceso de recuperaci√≥n de la econom√≠a mundial?. Estas son las preguntas que hoy se est√°n haciendo el p√ļblico en general y las autoridades econ√≥micas del mundo entero.
Riesgos del optimismo prematuro

Por supuesto, pensando m√°s con el deseo que con la realidad, todos quisi√©ramos que las respuestas fueran positivas y que empezara a quedar atr√°s la pesadilla que ha producido p√©rdidas bancarias que el FMI estima en m√°s de 4 millones de millones de d√≥lares (la cifra es asustadora pues equivale a todo lo que produce la econom√≠a colombiana en 20 a√Īos.)

Es cierto que ya hay algunos indicios alentadores. En marzo en los Estados Unidos por primera vez en mucho tiempo los datos de la construcci√≥n de vivienda fueron mejores que los del mes anterior; los balances del Citi y otros grandes bancos volvieron a mostrar utilidades; los precios del petr√≥leo han vuelto a estar por encima de 50 d√≥lares el barril, y otras materias primas como el hierro o el cobre tambi√©n se han recuperado. Y sobre todo el √≠ndice m√°s mirado, los precios de las acciones en las bolsas de valores de todo el mundo, ha subido m√°s de 20% en el √ļltimo mes. Pareciera que hubiera retornado la confianza inversionista.

Tantos indicios han puesto un tono m√°s optimista a las autoridades econ√≥micas de los pa√≠ses desarrollados. El presidente Obama dijo que ya hab√≠a ¬ďdestellos de esperanza¬Ē en medio de la crisis; Bernake, el austero banquero central, se dej√≥ contagiar del esp√≠ritu primaveral y habl√≥ de los ¬ďverdes reto√Īos¬Ē de la recuperaci√≥n; menos po√©ticos, los ministros de econom√≠a de los 7 pa√≠ses m√°s grandes ¬Ėel G-7- despu√©s de su reuni√≥n de finales de Abril se limitaron a decir que est√°n apareciendo signos de estabilizaci√≥n que permiten prever que pronto se retornar√° a la senda de crecimiento.

La reacci√≥n de los expertos frente a estas declaraciones ha sido de cautela y escepticismo. La revista The Economist le dedic√≥ su pasada edici√≥n, con car√°tula y todo, a analizar estos ¬ďdestellos de esperanza¬Ē para mostrar los peligros del optimismo oficial Con abundantes datos muestra que aunque haya disminuido la velocidad del deterioro de los indicadores econ√≥micos, estos siguen siendo negativos y la crisis no ha tocado fondo. Por eso su conclusi√≥n es tajante: ¬ďLo peor que le puede pasar a la econom√≠a mundial es suponer que ya pas√≥ lo peor¬Ē,

El premio Nobel Paul Krugman comparte esta visi√≥n y aporta tres argumentos adicionales: primero que no se puede confiar en los balances de los bancos despu√©s que en los √ļltimos a√Īos los maquillaron e inflaron con falsas utilidades. Segundo, que hay problemas que todav√≠a no se han reflejado en estos balances como el deterioro de la cartera de las tarjetas de cr√©dito, de la finca ra√≠z comercial o de la deuda soberana de los pa√≠ses de Europa Oriental. Tercero, que la crisis continuar√° en aspectos tan importantes como el desempleo o el crecimiento de la deuda p√ļblica, a√ļn despu√©s que empiece la recuperaci√≥n.

Es l√≥gico que los funcionarios oficiales traten de transmitir mensajes de optimismo, as√≠ sean un poco exagerados, puesto que la incertidumbre y las malas noticias llevan a que los consumidores reduzcan sus compras y agraven la recesi√≥n. Es parte de su tarea. Pero deben tener mucho cuidado en no repetir esos mensajes al interior del gobierno porque pueden acabar creyendo sus propias exageraciones y entonces bajar la guardia y no tomar las medidas indispensables para defender la producci√≥n y el empleo. Como bien lo dice Krugman, ¬ďel mayor riesgo de la pol√≠tica econ√≥mica en una recesi√≥n es el optimismo prematuro¬Ē. Y eso que en por all√° nunca se pens√≥ que sus econom√≠as estaban blindadas.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad