Publicidad
Sáb Mar 25 2017
20ºC
Actualizado 06:22 pm

La represa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-04 05:00:00

La represa

La fiesta apenas comienza, apenas se asoma a la región cuando ya se ven sus posibles consecuencias. Esto no es para dañarle la fiesta a algunos, a los ingenieros, a los empresarios, a los políticos, a los que van a divertirse y a los que van a vivir de los que se divierten.
La represa

En fin, a todos los que por allí se van asomar. No, en absoluto, pero sí es para revisar el tema ambiental porque este tema en la actualidad es fundamental sobre todo para los que viven en la región y no para los que van a vivir de la obra.

La fiesta es la represa del río Sogamoso, toda represa genera un impacto ambiental que no hay que minimizar: el daño en la fauna, en los peces (la subienda, ese milenario camino al desove se vería afectada, la fragmentación de su población y cambios genéticos que afectarían al ser humano), estudios demuestran que en el primer año después de la construcción de la represa desaparece el 70% de las especies existentes de peces por el cambio en la calidad de las aguas y su calentamiento, falta de oxigenación, entre ellas especies únicas para no hablar de las aves, las bellas aves de este paraíso, las serpientes, los bosques y por supuesto el desplazamiento de los seres humanos.

El otro problema serio y además, técnico es el proceso de sedimentación porque hacen que el lecho y el agua suban varios metros respecto a la situación actual. Se afectarían también, los afluentes que vienen de las cordilleras y como el río Sogamoso nace de otros que vienen de las cordilleras con sedimentos andinos, hay una relación entre los sedimentos y el volumen del agua: si la sedimentación en el fondo aumenta, la superficie de las aguas hace lo mismo, aumentar. Consecuencia de esta sedimentación es el daño en los equipos de la represa y podría llegar acortar su vida útil.

Las riberas desaparecerían porque estarían cubiertas todo el año afectando el uso estacional de las mismas y la inundación será mayor en épocas de lluvia.
El daño inmediato sería en los bosques, en sus ciclos de vida y en la destrucción de miles de hectáreas de bosque nativo, afectando la biodiversidad vegetal y animal. Inundación de tierras de pastoreo, los cambios climáticos expondrían al ganado por ejemplo: a riesgos de morbilidad y mortalidad.

Vendrán como una Apocalipsis las “miasmas medievales” que emanando de las aguas detenidas, contribuirían a los procesos de calentamiento global del planeta. Pero asómbrense ahora que está de moda la gripa porcina, las represas aumentan la malaria, dengue, fiebre amarilla, esquistosomiasis y sabe Dios que otras vendrán para adornar la muerte.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad