Palabras in√ļtiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-05 05:00:00

Palabras in√ļtiles

En estos tiempos de pandemia mundial del miedo, ahora atizada por el virus AH1N1, es bueno recordar dos libros que ya he rese√Īado.
Palabras in√ļtiles

El  francés Jean Delameau en  El miedo en Occidente,  pasa revista a  los miedos históricos hasta el siglo XVIII: el miedo al pasado, a las tinieblas, a lo desconocido, a las sediciones, a los pobres, a las mujeres, a los judíos, a los indígenas y a los negros, etc. El miedo como constante humana  ha tenido siempre relación con el poder.

El poder pretende monopolizar los miedos como arma política, y monopoliza la sensación de seguridad, de protección. El miedo es  arma terrible, pues siempre habrá miedos. Algunos miedos ya no asustan, por ejemplo el miedo al infierno o la condenación eterna. Ahora tenemos nuevos miedos: a los terroristas y antiterroristas, a las catástrofes naturales, al calentamiento global, y seguimos con miedos antiguos como el miedo a las enfermedades o pestes que pueden causar la muerte masiva, pero ya no creemos que tengan origen en la ira de un dios castigador y vengativo.

La canadiense Naomi Klein en  La doctrina del shock; el auge del capitalismo del desastre,   muestra el  shock como un profundo miedo causado por catástrofes sociales o naturales El efecto es el mismo: volver a la gente obediente, no importa si se suspenden las prácticas democráticas si se trata de superar un trauma colectivo.

De Lenin a Milton Friedman, pasando por las grandes dictaduras de nuestro tiempo, se considera que s√≥lo la cat√°strofe genera desarrollo. Pero el modelo neoliberal fue en s√≠ mismo la cat√°strofe que se aprovech√≥ o implant√≥ muchas cat√°strofes ¬Ėtsunamis, guerras, terremotos, crisis monetarias o financieras- , para hacer del desastre un espectacular motivo de lucro.

Después del 11S y de la guerra antiterrorista tuvimos gripa aviar. Ahora tenemos AH1N1. Las epidemias y pandemias ya no caen del cielo. Las puede producir la codicia. Hasta podemos crear fármacos y luego ya vendrán las enfermedades. Estas pestes nuevas y el Tamiflu recuerdan a Donald Rumsfeld, el hombre de las guerras y las patentes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad