La melancol√≠a del f√ļtbol colombiano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-06 05:00:00

La melancol√≠a del f√ļtbol colombiano

Los a√Īos en que la Selecci√≥n Colombia clasificaba a los mundiales de f√ļtbol, parecen ya parte de la prehistoria.
La melancol√≠a del f√ļtbol colombiano

Lo mismo sucede con aquellos en que los clubes profesionales despertaban alguna pasi√≥n o sentimiento patrio por su buena actuaci√≥n en la Copa Libertadores de Am√©rica o la Suramericana. Igualmente, las asistencias de los hinchas a los estadios se parecen cada vez m√°s a los desplomes de las acciones en las bolsas a nivel mundial y esas √©pocas en las cuales el aficionado del com√ļn pod√≠a conversar con sus pares sobre los jugadores nacionales considerados √≠dolos sin discusi√≥n alguna, ya pasaron hace mucho tiempo.

La verdad es que el f√ļtbol, ese deporte que es el m√°s popular del mundo, que enciende sentimientos y pasiones, aviva el amor patrio y mueve miles de millones de d√≥lares al a√Īo, en Colombia sufre de un ataque de melancol√≠a. De una tristeza profunda y lo que es peor, est√° acostumbrando al pa√≠s a ser un perdedor.
Así lo demuestran los resultados internacionales más recientes, corroborados por el nivel mediocre del campeonato interno, que cada vez pierde más hinchas hacia los equipos internacionales, con todas las consecuencias económicas que ello significa.

¬ŅLas razones para que todo esto ocurra? Muchas, pero sin duda alguna hay que destacar las equivocaciones cr√≥nicas de la dirigencia, tanto en el √°mbito nacional como de los equipos profesionales; el p√°nico permanente de los t√©cnicos nacionales a no perder para conservar sus puestos, lo que los hace insistir en esquemas t√°cticos ultradefensivos que matan cualquier espect√°culo y tambi√©n hay que decirlo, falta de honradez en algunos sectores que se traducen en decisiones, transacciones de jugadores y hasta resultados deportivos bastante sospechosos.

¬ŅSoluciones?¬† Existen varias, pero la primera de todas, as√≠ parezca sencilla y hasta elemental, es que a los puestos directivos lleguen por fin personas que sepan no solo realmente del asunto, sino sobre todo que lo sientan, que lo vivan y act√ļen en concordancia por encima de cualquier inter√©s personalista, que es lo que ha desembocado en la situaci√≥n actual.

Además,  hace rato se ha debido optar por una nueva inyección de estrategas extranjeros, para que traigan al país nuevos esquemas de la actualidad, que ayuden a salir a ese deporte del letargo en el que se encuentra.

Y por √ļltimo y m√°s importante, jam√°s se podr√° dejar de insistir en lo trascendente que es trabajar y apoyar las divisiones inferiores. En ellas est√° el futuro del pa√≠s futbolero, del cual hay que insistir, no solo viven miles de familias colombianas, sino que se nutre una sociedad entera de nacionalismo y esp√≠ritu deportivo.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad