La madre de todos los males | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-08 05:00:00

La madre de todos los males

Si en los últimos años ha habido algo que lesione los más hondos sentimientos de la comunidad hacia una de sus más caras  instituciones, las Fuerzas Armadas, es el episodio de los “falsos positivos”.
La madre de todos los males

Desafortunadamente, no siempre el Gobierno Nacional ha abordado el tema con el tino que fuera de desear y ello ha impedido que el país supere el impacto que tal golpe ha asestado a la credibilidad en las instituciones.

Pero si el asunto es espinoso y lacerante, lo ocurrido luego de haber salido a la luz pública el fin, procedimiento y metas que motivaron tales crímenes quita el sueño, ya que se esperaba que en adelante todos los miembros de las Fuerzas Armadas actuaran con extremado celo  y el que haya habido siquiera un solo nuevo caso, como todo indica que lo hubo, llama a escándalo.

Por eso fue desatinada la respuesta dada por el ministro de Defensa a las denuncias hechas por el senador Juan Manuel Galán, ya que lo adjetivo era la fecha en que ocurrió otro crimen tan aleve. En otras palabras, lo sustancial y grave es que haya vuelto a ocurrir.

Inquita también lo argumentado por el señor Presidente de la República en Cartagena anteanoche, pues si bien su propósito era hablarle al país como cabeza máxima de las Fuerzas Armadas, lo que dejó entrever no es claro.

¿Por qué? Porque en esos crímenes no puede haber solidaridad de cuerpo. Es cierto que se debe alertar a la Justicia para que no sea engañada, pero no puede el Estado usar dineros provenientes de impuestos para pagar honorarios profesionales de Abogados que defiendan a quienes la Justicia formule cargos de Homicidio Agravado cometido contra colombianos inocentes en estado de indefensión.

Es cierto que seguramente no todos los casos denunciados como “falsos positivos” lo sean y los jueces exonerarán de cargos a aquellos militares que hayan sido injustamente enjuiciados y si tales denuncias son temerarias, sobre sus autores debe caer el peso de la Ley. Pero en más de una decena de casos hay pruebas suficientes para condenar a militares por haber cometido homicidios horrendos y los  responsables de ello deben ser castigados con gran severidad, sin atenuante alguno.

Por eso, invitar como lo hizo el Presidente, a las Fuerzas Armadas a defender a sus miembros ante la Justicia, se puede entender como una convocatoria a amparar a los suyos de la arremetida que se está perpetrando. Y ello no es así, está la Justicia actuando dentro de lo señalado por las Leyes.

Quienes sean acusados deben hacer uso del derecho de defensa, solicitar los medios de prueba que sean viables y demostrar, conforme a Derecho, que no incurrieron en tales crímenes. Pero los honorarios de sus defensores deben ser pagados de sus patrimonios económicos y en el proceso, individualmente, demostrar que las acusaciones son vanas.
Por esa razón preocupa que pueda ser mal entendida la acción de la Justicia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad