Publicidad
Publicidad
Vie Ene 20 2017
24ºC
Actualizado 12:18 pm

La constitucionalidad ilícita | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-09 05:00:00

La constitucionalidad ilícita

En España se está debatiendo el caso de la manipulación de la Constitución a través de la modificación de los estatutos autonómicos, por donde se trata de vulnerar la intangibilidad de la Constitución, tratando de socavarla desde adentro y prácticamente sustituir el poder constituyente del pueblo.
La constitucionalidad ilícita

Como lo hizo Napoleón, quien se tomó el poder legislativo para sí, dejando a un lado a las cámaras o Hitler, quien mandó para el cuarto de San Alejo la Constitución y empezó a gobernar mediante decretos legislativos que fueron creando una nueva Constitución, un nuevo orden. Ahora en Venezuela se dice que Chávez trata de hacer una transferencia de la soberanía a su nombre, a través de procedimientos engañosos para tratar de modificar los Arts. l60 (reelección de gobernadores), l62, (atribuciones de los consejos legislativos de los Estados), 174 (reelección de gobernadores, (194 períodos de los presidentes, vicepresidentes, secretarios de la Asamblea Nacional y 230 (período y reelección presidencial).

El denominador común está en que se quiere despojar al pueblo de la capacidad constituyente para asumirla el ejecutivo. Constitucionalistas españoles han señalado que existe fraude constitucional “cuando las cortes generales o los parlamentos autonómicos -que son poderes constituidos –modifican las materias cuya reforma está atribuida al poder constituyente y soberano -que es el pueblo español- sin acudir a él.

Los poderes constituidos no pueden legalmente reformar por su cuenta la Constitución en lo referente a la nación española, al catálogo de derechos y libertades o a los demás puntos indicados mediante la aprobación de un Estatuto de Autonomía o mediante referéndum de parte del pueblo español. Tales poderes constituidos emanan precisamente del soberano español, al menos según la Constitución vigente (Art. l.2) y están sujetos al imperio de la ley, también a la ley que regula la reforma constitucional” (colectivo Gracián, Tribuna libre-http://www.com/tribuna).

A su vez el constitucionalista español Pedro de Vega García, citado por Gustavo Galvis Arenas (Vanguardia-1- V- 09) señala: “bajo la fórmula de fraude constitucional (fraude a la Constitución), que es la que ahora nos interesa considerar, se entiende la utilización del procedimiento de reforma para, sin romper con el sistema de legalidad establecido, proceder a la creación de un nuevo régimen político y un ordenamiento constitucional diferente”. Vea la continuación en raulpachecoblanco.blogspot.com.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad