Cuidando el dinero se puede ahorrar sin dejar de consumir | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

Cuidando el dinero se puede ahorrar sin dejar de consumir | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-10 05:00:00

Cuidando el dinero se puede ahorrar sin dejar de consumir

Ahorrar, racionalizar y comprar de manera inteligente son las claves para mantener un buen nivel de vida a pesar del ambiente de crisis.
Cuidando el dinero se puede ahorrar sin dejar de consumir

En momentos como el actual, dicen los analistas, se pueden adquirir artículos básicos o productos y servicios que podrían considerarse suntuosos. La clave es el raciocinio y encontrar los mejores precios antes de comprar.

La ventaja, explican, es que hablar de menores precios no necesariamente implica mala calidad. El bajo costo se impone en todo el mundo y es el momento de sacarle provecho.

Unas de estas alternativas son las marcas propias o blancas, que se aplican a gran parte de los artículos que tienen más peso dentro de la canasta familiar, como alimentos y artículos de aseo para el hogar.

Dicha estrategia se puede alternar con las promociones de diferentes almacenes y marcas; las líneas de crédito más económicas o las compras por Internet.

Adiós a las corazonadas

Para el analista de mercados, Luis Eduardo Bautista, antes de desesperarse por la escasez de dinero, se debe tener en cuenta que para estos momentos la mejor forma de hacerle frente a la situación es con la racionalidad.

“Sólo deténgase a pensar cuántos artículos hacían parte de la canasta familiar hace 15 años: 150, aproximadamente, y hoy son el doble de esa cifra. Lo que demuestra esto es que la propensión al consumo es cada vez mayor y por eso se debe ser más racional”, señaló.

“Hay dos formas de comprar: la forma impulsiva y la racional. Lo impulsivo se alimenta del ‘boom’ económico pero cada vez el consumidor busca alternativas, comodidad, financiación a mejores tasas, mejores precios”.

Aclaró que menor costo no significa mala calidad, sino unas líneas especiales con tarifas económicas porque se proyectan para consumo masivo. Existen desde los artículos para el aseo hasta los tiquetes de avión, pasando por los planes de telefonía celular con cuenta controlada y mejor precio por minuto. “A esos es que hay que apuntarles en estos momentos”, sugirió.

Así mismo, dijo, épocas como estas permiten afinar la búsqueda de descuentos y promociones que ofrecen las grandes cadenas de supermercados y algunas marcas.
Finalmente, están alternativas como las compras por Internet que van ganando espacio en la medida en que se hacen más confiables y seguras. Algunas páginas como mercadolibre.com ó deremate.com son especialistas en gangas.

Las otras marcas

Rafael España, analista de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, explica que este es el mejor momento para fijarse en esas marcas ‘sin marca’ de los supermercados grandes y medianos.

Las llamadas marcas propias en Colombia, suman ya más de 2.000 referencias en cada cadena de almacenes en categorías como jabones, productos lácteos, ceras, especias, salsas, hasta electrodomésticos.

“Y está comprobado que los precios de las marcas propias son 20% más económicas que las de otros productos”, indicó.
Así mismo, dijo, es importante saber que esas marcas propias son elaboradas por pequeñas y medianas empresas que pueden estar ubicadas en cualquier parte del país.

De acuerdo con el analista, este tipo de marcas y productos compite muy bien con las demás referencias del mercado y son el ejemplo de un estilo de consumo más racional.

Almacenes como Éxito tienen hasta siete marcas propias de ropa, mientras que Carrefour lleva este segmento a las baterías para vehículo, los muebles, las gaseosas, entre otros productos.

En economías como Gran Bretaña y Suiza, las marcas propias representan el 40% de las ventas de los supermercados. Sin embargo, en Colombia llegan tan solo al 5,5% de las ventas de las grandes superficies.

Aunque no hay marcas propias para tiendas de barrio, ya existen pequeños establecimientos de comercio, mini mercados o superetes que también están haciendo marcas propias como el caso de Cooratiendas en Bogotá que logran entregar productos más económicos a sus clientes bajo su propia marca.

Baje costos financieros

El otro costo en el que se puede ahorrar es en el financiero.

Una alternativa que se tiene para bajar este gasto es aprovechar la búsqueda de cartera en la que ha entrado el sector financiero a la cabeza de los bancos más grandes del país, que están comprando deudas con tarjetas de crédito o créditos de libre inversión, para pagarlos por medio de libranza, es decir, descontando de la nómina, y bajando uno o dos puntos porcentuales en los intereses, explicó el gerente de la Financiera Comultrasan, Jaime Chávez Suárez.

El directivo indicó que otra alternativa está precisamente en el sector cooperativo que opera con menores costos que el sector financiero y ofrece productos con cuotas de manejo más bajas y transacciones gratuitas.

Si no está seguro de los costos que tienen las transacciones por medio de su banco, la Superitendencia Financiera tiene en su página de Internet una herramienta completa por medio de la cual usted puede enterarse de los costos de cada servicio o las transacciones y puede establecer un comparativo entre las diferentes entidades para seleccionar la que se ajuste a su presupuesto.

La página de la Superintendencia es: www.superfinanciera.gov.co.

Exportar marcas propias

Al tiempo que se buscan alivios para el bolsillo en el mercado interno, una alternativa de negocio que surge para las empresas regionales es la de exportar marca propia a países como Venezuela, donde esta figura no ha llegado.

Así lo indicó Rafael España, investigador de Fenalco, quien ve en esto una gran oportunidad de negocio para las pymes ubicadas en la frontera o en poblaciones como Bucaramanga que tienen cercanía con ese país.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad