Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
24ºC
Actualizado 11:27 am

Metrolínea está a ‘contrarreloj’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-11 02:56:07

Metrolínea está a ‘contrarreloj’

Empieza la cuenta regresiva: 225 días. Ese es el tiempo que tiene Metrolínea a partir de hoy para terminar 28 obras individuales en la ciudad y el área, y así cumplirle al Gobierno Nacional que sus primeros 131 buses rodarán el próximo 22 de diciembre.
Metrolínea está a ‘contrarreloj’

Se trata en realidad de siete meses para que los contratistas terminen los Tramos 2 y 3 de la autopista a Floridablanca, construyan una glorieta en la Avenida Quebrada Seca con carrera 15, instalen como mínimo 12 estaciones y 10 puentes peatonales; terminen el Tramo B sobre la carrera 27,  desarrollen la parte operativa de la Estación de Transferencia de Provenza y construyan un patio-taller temporal.

Pero eso no es todo. El gerente de Metrolínea, Félix Francisco Rueda, reconoció la semana pasada que el Tramo B quedará inconcluso y por ello tendrá que abrir otra licitación, mientras todavía está pendiente convocar a otra licitación para adjudicar el 8% de los trabajos pendientes del Tramo 2, que va de Provenza a Cañaveral, paralizados desde julio del año pasado.

Tal como lo corrobora Metrolínea en sus balances, el proyecto debe ejecutar con urgencia esa lista de trabajos porque sólo de esta forma los buses articulados, padrones y alimentadores podrán rodar en diciembre próximo y operar en su primera subfase.

Es decir, que los buses articulados rueden desde ‘Papi Quiero Piña’ en Floridablanca hasta la Avenida Quebrada Seca por la carrera 15, y los buses padrones se movilicen por la carrera 27 con calles 10 y 11 así como por La Cumbre y Bucarica. De las rutas de los alimentadores el proyecto no se ha pronunciado.

Rutas, también pendientes

También está pendiente el anuncio y la socialización de cómo funcionarán las nuevas rutas en la capital santandereana.

Cabe recordar que si este año ingresan a la ciudad 131 buses nuevos de la flota de Metrolínea, de las calles tendrán que salir 588 buses convencionales y por tanto, las actuales 128 rutas tradicionales tendrán que ser modificadas y reemplazadas.

El Área Metropolitana, entidad responsable de tal reestructuración y de explicar cómo y dónde se ‘chatarrizarán’ los buses más viejos, aún no ha anunciado en qué van esos procesos.

Sólo el pasado 29 de abril, Metrolínea informó en un comunicado que “trabaja de la mano” con el Área para la reestructuración de las rutas, brindando apoyo técnico y realizando comités con los jefes de tráfico de las 12 empresas de transporte público colectivo.

De dichas reuniones, Metrolínea sólo ha confirmado que cuando opere a plenitud el sistema quedarán 24 rutas convencionales de las 128 actuales, y que “se adelanta un estudio de rutas provisionales adicionales  para atender los sectores que no se cubren con la primera fase de funcionamiento, como son Piedecuesta, Girón y el Norte de Bucaramanga”.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad