Un grave problema que llega | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-11 05:00:00

Un grave problema que llega

La directora de la Corporación Autónoma Regional de Defensa de la Meseta de Bucaramanga puso en conocimiento de la opinión pública el grave e inmediato problema que enfrentan cerca de 15 municipios santandereanos: el cierre definitivo de El Carrasco a partir del próximo septiembre y el no haber hasta hoy lugar apto para reemplazarlo. Sus declaraciones ponen en evidencia la falta de responsabilidad de las autoridades y de los políticos de tales municipios y la crisis ambiental y sanitaria que se cierne sobre un crecido número de santandereanos.
Un grave problema que llega

Nuevamente vuelve a la primera plana de las noticias éste que es un hecho muchas veces pospuesto y él otra vez será tema de bochinche en los medios de comunicación. El cierre de El Carrasco es una decisión administrativa tomada desde tiempo ha, de la que tienen conocimiento suficiente las autoridades municipales pero respecto de la cual la solución ha sido aplazar el problema, dilatar la entrada en vigencia de tal decisión, pero nada más.
Es el colmo que estemos en el mismo punto que hace un año, cuando estaba ad portas el cierre. Se logró que se aplazara la decisión y todos durmieron en paz, como si el aplazamiento hubiera sido la gran solución.

Esa vieja enfermedad del subdesarrollo, el no tomar con la debida anticipación las medidas necesarias, el improvisar, aplazar y encomendarse al Altísimo para que resuelva el problema, ha sido la política administrativa en este caso.

Ha quedado en evidencia el enanismo político y administrativo de las autoridades y de los políticos de los municipios inmersos en el problema. Cuando se propone un sitio determinado para en él ubicar el destino final de las basuras, salen políticos y alcaldes ahítos de “amor por su lugar nativo” y argumentan en pro del buen nombre de su municipio que se piense en otro lugar pues su tierra natal “no va a ser convertida en un vertedero de basuras y desechos”.

Hay que repensar la forma como la Constitución y las leyes dispusieron que se hiciera la desconcentración del poder administrativo. Cuando todas las decisiones se tomaban en Bogotá, se argumentaba que el centralismo impedía que las regiones se desarrollaran. La Constitución puso en cabeza de los departamentos y municipios el manejo y solución de sus problemas y la torpeza, individualismo y falta de dimensión de los dirigentes locales han impedido que las regiones progresen como es debido. La corrupción y la abulia administrativa han crecido en forma exponencial.

¿Qué van a hacer en septiembre Bucaramanga y cerca de 15 municipios más en materia de disposición de basuras? Lo que golpea a nuestra puerta es una grave emergencia sanitaria y ambiental.

No se conoce que haya un plan lúcido para solucionar el problema, no hay voluntad política para resolverlo y la fecha límite está a la puerta, ¿qué sigue? Declaraciones egoístas de alcaldes, concejales y políticos, falta de inteligencia en la propuesta de soluciones y una dramática crisis que llega.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad