Publicidad
Publicidad
Mar Ene 17 2017
23ºC
Actualizado 04:54 pm

Privacidad en Internet: nada est√° oculto en la red | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-03 05:24:47

Privacidad en Internet: nada est√° oculto en la red

Cada vez hay m√°s intranquilidad respecto al manejo que los grandes portales de b√ļsquedas dan a la informaci√≥n personal de quienes los visitan, bien sea porque ellos mismos la suministren, o porque dichos portales decidan guardarla, para utilizarla despu√©s con otros fines.
Privacidad en Internet: nada est√° oculto en la red

Por otro lado, los sitios sociales, cuyos usuarios comparten una gran cantidad de información personal, se han convertido en una de las mayores fuentes de datos privados, además de una herramienta más para los delincuentes.

Mejor prevenir

Los sitios de interacci√≥n, como Facebook, E-harmony o MySpace, son un lugar donde los usuarios pueden compartir mucha informaci√≥n personal, que va desde sus ideas personales, el puesto que ocupan en su empresa, hasta fotograf√≠as y videos ¬Ďprivados¬í.

Todos ellos cuentan con diferentes herramientas para impedir que personas no deseadas tengan acceso a esa información. En esa medida, los sitios respetan la privacidad de sus usuarios y les ayudan a mantenerla.

Sin embargo, no siempre es tan sencillo tener todo bajo control. Cualquier persona que tenga acceso a la información que alguien publique en un sitio social, puede reproducirla de forma indiscriminada por correo electrónico, publicarla en páginas de Internet, o utilizarla con cualquier otro fin.

Adem√°s, se ha sabido de muchos casos de suplantaci√≥n o robo de cuentas de usuario, realizados por personas que buscan enga√Īar a otros, haci√©ndose pasar por sus familiares o amigos cercanos.

Si usted está interesado en mantener un nivel cómodo de privacidad, tanto en la Red como fuera de ella, empiece por cuidar la información que suministra, voluntariamente, sobre usted mismo.

¬ŅC√≥mo manejan la informaci√≥n los gigantes del Internet?

Los grandes motores de b√ļsqueda, como Google, Yahoo! y Microsoft Live Search, son empresas poderosas de informaci√≥n y publicidad, adem√°s de unas de las p√°ginas m√°s visitadas del Internet.

Aunque la mayoría de estos sitios tiene fuertes políticas de privacidad, ha habido una creciente preocupación sobre qué datos personales guardan, y especialmente sobre el uso que podrían darle a esta información en sus propias estrategias publicitarias.

Un ejemplo de informaci√≥n que estas p√°ginas podr√≠an guardar son las palabras clave de las b√ļsquedas que realizan los usuarios. Si junto con ellas, se guarda el IP (n√ļmero √ļnico de identificaci√≥n de una conexi√≥n a Internet) de quien realiz√≥ la b√ļsqueda, ser√≠a posible establecer de qu√© parte del mundo, e incluso de qu√© computador, provino dicha petici√≥n.

Si as√≠ lo desea, Google ¬Ďolvidar√°¬í su historial de b√ļsquedas

Debido a la creciente inquietud que ha habido sobre la privacidad, Google anunci√≥ recientemente que dar√° a conocer qu√© informaci√≥n recoge, y explicar√° c√≥mo la usa para dar mejores resultados en su motor de b√ļsquedas.

En forma general, Google trata de saber en qu√© lugar del mundo se encuentra un usuario, y a veces incluso toma en cuenta otras b√ļsquedas que haya realizado en el pasado, para dar resultados m√°s relevantes.

Seg√ļn lo han afirmado, de ahora en adelante cada b√ļsqueda tendr√° una nota avisando que esto est√° sucediendo. Esta podr√≠a, adem√°s, tener un v√≠nculo a una p√°gina con informaci√≥n adicional, como, por ejemplo, el c√≥digo IP que se us√≥ para ubicar a quien realiz√≥ la b√ļsqueda.

Por ahora no es posible indicarle a Google que no tome en cuenta la ubicaci√≥n de sus usuarios. Sin embargo, la opci√≥n de ¬ĎHistorial Web¬í puede desactivarse. De esta forma, Google no guardar√° el registro de las frases o palabras que se hayan buscado en el pasado.

Sin embargo, la reciente adquisici√≥n por parte del gigante de las b√ļsquedas de ¬ĎDoubleClick¬í, una empresa de publicidad en Internet, hace pensar a algunos que Google comenzar√° a usar m√°s datos personales de sus beneficiarios.

LISTA
Los grandes de las b√ļsquedas en Internet

Los buscadores pueden medirse por la cantidad de p√°ginas entre las que buscan resultados. Esta es una lista de los buscadores con bases de datos m√°s grandes:
¬ē Cuil - 120 mil millones de p√°ginas.
Creado en 2008 por ex-funcionarios de Google.
¬ē Google - aprox. 30 mil millones de p√°ginas.
A partir de 2005 la empresa dej√≥ de reportar el tama√Īo de su base de datos.
¬ē Yahoo! - 20 mil millones de p√°ginas.
Actualmente es el segundo buscador m√°s popular del mundo.
¬ē Microsoft Live Search - 12 mil millones de p√°ginas.
El buscador de Microsoft comenzó a funcionar en 2005, antes de esto la empresa utilizaba el servicio de Yahoo!.
¬ē Ask - 9.5 mil millones de p√°ginas.
Antes conocida como ¬ĎAsk Jeeves¬í, esta empresa ofrece el servicio de b√ļsquedas en Internet desde 1996.

Los ISPs también podrían enterarse de todo

El acceso a Internet se obtiene a través de un ISP (Proveedor de Servicio de Internet).

Todos los datos que salen o llegan a un computador conectado a la Red pasan por él, lo que significa que cualquier ISP tiene la capacidad de observar toda la actividad de sus clientes en Internet.

Pese a estar limitados por asuntos legales, técnicos, empresariales o incluso éticos, los ISPs almacenan alguna información sobre cómo sus clientes usan su servicio.

De hecho, algunos advierten que, de ser solicitada, darán esta información a las autoridades. En Estados Unidos, ni siquiera se necesita una orden de cateo para que un ISP ceda estos datos.

Entonces, es más probable que los ISPs sean la causa de que muchas personas terminen en la cárcel, y no las grandes empresas informáticas, que darían antes una larga batalla legal para evitar un gobierno las obligue a divulgar información que es, para ellas, privada también.

Cuil: mucha privacidad y poco éxito

Cuil, el motor de b√ļsqueda que fue lanzado el lunes de esta semana, es bastante riguroso con el tema de la privacidad de sus usuarios.

En su secci√≥n de informaci√≥n (www.cuil.com/info) puede leerse: ¬ďCreemos que analizar la Red en lugar de a nuestros usuarios da resultados m√°s √ļtiles, as√≠ que no guardamos informaci√≥n sobre usted y sus h√°bitos, por miedo de que nos veamos tentados a echarle un vistazo. Con Cuil, su historial de b√ļsquedas es siempre privado¬Ē.

De convertirse en un buscador popular, Cuil daría un duro golpe a otras empresas que tienen políticas más relajadas respecto a la información personal de sus usuarios que se permiten almacenar. Sin embargo, Cuil no parece haber iniciado su camino a la fama con pie derecho.

Aunque el día de su lanzamiento generó una gran expectativa (tanta que algunas personas no pudieron conocerlo porque los servidores estaban al límite de su capacidad), la opinión general de particulares y expertos ha sido un tanto desfavorable.

Para muchos de los que lo probaron en sus primeros d√≠as de funcionamiento, las b√ļsquedas de Cuil dieron resultados diferentes de los que esperaban, o ninguno en absoluto. Adem√°s, con la excepci√≥n de temas acad√©micos o art√≠sticos, encontraron resultados m√°s pertinentes con los buscadores ya existentes.

Algunos afirmaron que Cuil cre√≥ tanto inter√©s √ļnicamente porque tres de sus cuatro creadores son ex-funcionarios de Google, pero hay que tomar en cuenta que Cuil se promocion√≥ como el buscador con la base de datos m√°s grande del mundo, y que Anna Patterson, una de sus creadoras, hab√≠a desarrollado ya en 2004 tecnolog√≠as de b√ļsqueda tan sorprendentes que Google Inc. las hab√≠a comprado, para incluirlas en su sistema.

Hab√≠a, pues, muchas razones para tomar en serio a Cuil cuando afirm√≥ que revolucionar√≠a la forma en que se hac√≠an b√ļsquedas en el Internet. De no ser as√≠, no habr√≠a recaudado m√°s de $25 millones de d√≥lares por parte de inversionistas. Aunque ahora, a casi una semana de su lanzamiento, los analistas empiezan a dudar si los inversionistas volver√°n a ver su dinero.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad