Civismo a las buenas o a las malas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-12 05:00:00

Civismo a las buenas o a las malas

Las comparaciones siempre han sido y ser谩n odiosas, pero tampoco se puede negar que sirven, sobre todo cuando se trata de establecer paralelos para mejorar.
Civismo a las buenas o a las malas

En otras palabras, ya sea por simple orgullo, como reto o inclusive como aspiraci贸n futura, los balances que haga toda persona o sociedad equipar谩ndose con un par, pueden ser muy beneficiosos si se utilizan para iniciar procesos de mejoramiento y aprender de las experiencias de los dem谩s.

Todo lo anterior sirve para puntualizar que si Bucaramanga y su 谩rea metropolitana realizaran un ejercicio de comparaci贸n en materia de civismo con otras ciudades del pa铆s como Cali, Medell铆n e inclusive Bogot谩, saldr铆an muy mal libradas.
Y saldr铆an muy mal libradas, porque lamentablemente el compromiso de buena parte de los residentes de Bucaramanga con su ciudad, se ha convertido en un elemento social en v铆as de extinci贸n.
Para la muestra, basta con observar lo sucedido con el transporte masivo en la capital paisa, frente a lo acontecido en la de los santandereanos.

Mientras all谩 el metro, que lleva ya varios lustros de funcionamiento, permanece y luce como nuevo, ac谩, a pesar de que a煤n no se ha inaugurado Metrol铆nea, las estaciones, sin estar totalmente finalizadas, ya han sido objeto de las visitas de los v谩ndalos. Los vidrios de las mismas ya han sido destruidos con pistolas de balines en varias oportunidades.

Y eso no es todo. Esa falta de cultura ciudadana es todav铆a m谩s evidente en todos los rincones de la urbe, atestados de basuras y desperdicios diseminados por la gente del com煤n.

De igual manera, los andenes contin煤an siendo los parqueaderos favoritos a costa de los peatones, los motociclistas violan las normas de tr谩nsito con impunidad total y un sinn煤mero de muros y parques fueron convertidos en ba帽os p煤blicos.

El punto al que ha llegado esta ciudad, es de dif铆cil retorno. Si recurrir a la conciencia ciudadana pocos resultados ha dado, la alternativa de las multas y las sanciones que hasta el momento ha brillado por su ausencia, ser铆a la 煤nica opci贸n para acostumbrar a los santandereanos residentes de su capital, a las buenas o a las malas, a que el sitio donde se vive hay que cuidarlo porque es de todos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad