Su felicidad sólo depende de usted | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Oct 22 2017
21ºC
Actualizado 07:53 pm

Su felicidad sólo depende de usted | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-06 21:49:47

Su felicidad sólo depende de usted

Si a usted le preguntan qué es lo que más le hace feliz… ¿qué responde? Cada quien dentro de su corazón tiene la respuesta apropiada. Lo cierto es que lo que más deseamos en la vida es la felicidad; pero casi por regla general saboteamos nuestros esfuerzos para alcanzarla. Ella no es un destino a donde se llega, sino la manera de caminar por la vida. ¡Claro! en el trayecto podemos tropezar con tres problemas graves:
Su felicidad sólo depende de usted

1. Nos da miedo ser felices.

2. No sabemos con exactitud qué deseamos.

3. Nos acostumbramos a vivir aburridos aunque podamos tener dinero, familia, amor, comodidades, carro, en finÂ… Nos la pasamos tristes a pesar de estas ventajas que tenemos.

¿Cómo se logra la felicidad?

No todos tienen la respuesta. Esta página, a decir verdad, tampoco la tiene.

A pesar de ello hay un sabio proverbio que dice: para alcanzar la dicha debemos cumplir nuestra misión con agrado, cualquiera que ella sea.

Todos y cada uno de los seres humanos que habitamos en este planeta estamos aquí cumpliendo una tarea. Cada uno merece respeto y consideración en lo que hace; y todos tenemos la responsabilidad moral de ser excelentes en lo que hacemos.

Ahí podría radicar la felicidad, haciendo lo que nos corresponde y sintiendo el placer del deber cumplido.

Al despertar en la mañana, hágalo con serenidad, cancele los odios y deje los afanes; ya que esas son otras de las estrategias para vivir feliz.

Dos fórmulas más: perdonar a los que nos ofenden y regalarle un poco de calma a nuestra vida.

En la edición de hoy presentamos algunos conceptos de lo que podría llegar a ser la felicidad para cada uno de nosotros. Veamos:

Paradojas

Una de las paradojas de la vida es que algunas personas son felices, pero no lo notan. Unos porque esperan algo extraordinario y se pierden el encanto de las cosas ordinarias que ya tienen; y otros porque han caído en la trampa de postergar y creen que la felicidad les llegará después.

Su felicidad es condicionada y se dicen: ‘seré feliz cuando me case, o cuando tenga un hijo, o cuando nazca mi nieto’.

No faltan los que confunden la felicidad con la ausencia de problemas y fantasean con un mundo irreal.

En fin, la verdad es que se es tan feliz como usted mismo elija serlo, porque la felicidad no llega de afuera. Usted mismo la construye y la disfruta con Dios, con el amor real, con las cosas simples y con una vida serena.

Nadie le dará la felicidad que usted mismo no cree.

¿Será que ya tiene la felicidad en sus manos y no la ve?

Reír, el gran remedio

La sonrisa es una fuerza poderosa para mantener una buena salud mental y física.

¿Sabía usted, por citar sólo un ejemplo, que una buena carcajada acelera la tasa cardiaca, mejora la circulación de la sangre y hace trabajar los músculos de todo el cuerpo?

¡Es cierto!

Y eso que no contamos que cada vez que usted ríe se siente relajado; sobre todo si tiene algún tipo de angustia o preocupación.

Los que han tratado a enfermos de cáncer o de Sida sugieren que la risa podría ayudar a evitar la depresión en estos enfermos, pues hace que tales pacientes sean memos susceptibles a estos penosos males.

Según la Asociación para el Humor Terapéutico, que trabaja sin ánimo de lucro en el mundo, la gente debería reír más en la casa, en la oficina, en la escuela y en general en todos los ámbitos de la vida.

Incluso los miembros de dicha fundación se atreven a decir que en los funerales, antes que llorar la gente debería reír.

¿Por qué?

Porque el que llora la partida de alguien, sufre… y si sufre, se hace daño.

En cambio la risa aumenta la producción de células blancas de la sangre, las cuales son las “asesinas” que atacan a los agentes infecciosos en el cuerpo y del ánimo.

En su papel como reductor de las tensiones el humor imparte tantos beneficios físicos como emocionales, dicen los expertos. Es más, afirman que en Hollywood las únicas películas que ellos estarían dispuestos a financiar son las de humor.

Ojo: el humor no es sólo reír de un chiste; es una perspectiva de la vida. Esa una liberación emocional.

En Colombia, el programa de la Doctora Clown, que va de clínica en clínica con sus payasos regalando alegría, ha logrado maravillosos efectos en la salud de los pequeños y hasta en la salud emocional de sus padres.

La risa es una medicina poderosa y positiva cuando se la utiliza bien.

Así las cosas, nada mejor que una buena carcajada.

¿Y sabe qué es lo mejor?

Que el humor es accesible para cualquiera. La gente puede hacerlo por cuenta propia, sin pagar mucho dinero, sin estar en un club de salud y sin ver a un doctor.

Además, reír es un gran eslabón rumbo a la felicidad. Todos debemos rodearnos de personas que mantengan un buen estado de ánimo y que sepan sobrellevar las cargas laborales, familiares y sociales.

Pistas para encontrar la felicidad

1. Sea auténtico: no aparente lo que no es, viva y sienta lo que le corresponde vivir. Goce con lo que tiene y no añore lo que no posee.

2. Ojo con las armaduras: Muchos tememos ser felices y saboteamos nuestras ilusiones porque pensamos que no las merecemos. Construimos una armadura de acero donde encerramos nuestros sueños para que nadie pueda alcanzarlos ni destruirlos. Total: jamás damos un solo paso para hacerlos realidad. Acepte que al reprimir sus sueños no los protege, sino que impide que se realicen.

3. Conéctese: haga una ‘cita’ con usted mismo para explorar cuáles son los sueños y los deseos que duermen en el fondo de su corazón.

4. Reconozca su propio poder: todos somos capaces de hacer lo que nos proponemos; los límites los ponen nuestro miedo y nuestra imaginación. De manera desafortunada, para muchos es más fácil decir ‘no puedo’. Así que para conquistar la felicidad empiece a fomentar la confianza en usted mismo y a decirles ‘sí puedo’ a todos los retos que le vaya planteando la vida.

5.- Adiós a los pretextos: Ser cauteloso es una virtud cuando se conduce un automóvil, se tienen hijos pequeños y se desea evitar cualquier tipo de accidente. Pero cuando el miedo le impide lanzarse en busca de sus sueños, ha llegado el momento de deshacerse de esa precaución. En las decisiones importantes de la vida los temores y pretextos deben dejarse a un lado y debe imponerse el valor para correr ciertos riesgos, porque se necesita determinación para perseguir y alcanzar las grandes metas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad