Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-13 05:00:00

Oasis

Alg√ļn d√≠a en Colombia deber√° existir una Comisi√≥n para la verdad y la reconciliaci√≥n, similar a la de Sud√°frica.
Oasis

Sesion√≥ 27 meses y, a pesar de que a√ļn hay heridas abiertas, muchas v√≠ctimas perdonaron a sus agresores.
La Comisión oyó hechos crueles y macabros que desafiaban cualquier explicación racional.
Al mismo tiempo se vivieron escenas emocionantes de perdón, sanación y catarsis.
Clarence Neville, ciega a raíz de un atentado, estrechó la mano del responsable y lo perdonó.
Lo mismo hizo Michael Lapsey, sacerdote anglicano que perdió ambas manos debido a una bomba.
Y no sólo perdonó, sino que se dedicó a hacer talleres sanadores para sobrevivientes de la violencia.
Ejemplos conmovedores de un perdón que acá necesitamos, de la mano de la verdad y la reparación.
           *****
Siempre que se habla de trabajo en equipo se recuerda el hermoso ejemplo de los gansos salvajes en sus migraciones.
Los imagino formando una inmensa V en el cielo, forma de volar en la que ahorran 71% de energía.    Vuelan de esa forma porque al mover sus alas producen un movimiento del aire que ayuda al que viene atrás.  
Siempre hay un líder que va adelante y le pone el pecho al viento hasta que se cansa.
Entonces otro lo remplaza porque todo sale mejor cuando nos turnamos en los trabajos m√°s arduos.
Si un ganso sale de la formación, pronto vuelve a ella al ver que sólo hay mayor dificultad.
Cuando el viento es más fuerte graznan y así se estimulan mutuamente en sus largos viajes.
En caso de que uno de ellos se enferme, otros dos se quedan para ayudarlo y luego se unen a otra bandada.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad