HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
24ºC
Actualizado 12:17 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-13 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Además, con criterios politiqueros obteniendo hoy un país   “descuadernado” en el plano ético,  moral y administrativo en sus valores, como lo afirmó  el ex presidente Carlos Lleras Restrepo (q.e.p.d.).
Cuando a los destinos de la educación  lleguen  verdaderos psicopedagogos, filósofos o sociólogos,  consientes del valor de la educación, esto cambiara y se acortarán las distancias educativas entre estratos altos y bajos. Cuando se elimine la práctica de estar importando planes y programas que no corresponden a nuestra idiosincrasia, no sufriremos más con la famosa “Promoción  Automática” en la que nadie se raja y todos pasan sin saber un “carajo”. Cuando el presupuesto de la empresa más grande del país que es la guerra y las armas pase a la educación, esto cambiará. Cuando se le dé la importancia que el “Maestro” debe ocupar en una sociedad y se tenga en cuenta su selección,  vocación, preparación  y condiciones económicas de dignidad a su misión  y profesionalización, el país tendrá  otro futuro distinto al estamos hoy.  

Luis Alberto Parra Tibaná


Útiles escolares tóxicos

He leído con preocupación el estudio realizado por el “departamento de toxicología de la Universidad Nacional de Colombia” sobre la proliferación de elementos de uso escolar:
Borradores, pinturas en aerosol, marcadores y pegantes que afectan la salud de nuestros hijos.
Estos elementos de uso escolar son elaborados con sustancias aromáticas prohibidas, potencialmente cancerígenas y aditivas como benceno y xileno.
Cito parte del texto: .. “hay muchos casos de menores de edad con problemas de adicción, que inician, incluso, desde los 5 ó 6 años. Lo mas dramático es que varios de ellos lo hacen de manera involuntaria. Es más, sus papás, de forma inconsciente, resultan siendo cómplices.
El resultado son alucinaciones y adicción, pues sus características producen sensación de ebriedad y bienestar, lo que crea en el organismo una especie de costumbre.”
Valdría la pena provocar un debate a fondo sobre este grave asunto, para ubicar las responsabilidades y buscar sus correctivos.

Reinaldo Ramirez  


Los verdaderos crímenes

En Colombia, los asesinatos a sangre fría y de manera premeditada por parte de las fuerzas de seguridad que manejan el presidente Uribe y el Ministro Juan Manuel Santos, no son verdaderos crímenes de Estado sino falsos positivos. Qué tal el descaro y la ironía, y es que como los muertos son humildes muchachos de barriada y de extracción campesina, a nadie parece importarle que el propio Ejercito Nacional los haya engañado y posteriormente fusilado, para finalmente ser enterrados como animales, sin Dios ni sin Ley.
Llegará la hora, como le acaba de llegar al Señor Fujimori en Perú, que nuestros jueces o los internacionales decidan castigar a los responsables de matar a sangre fría a estos colombianos, que ilusionados por un trabajo, han caído dentro de los listados de muerte de los mal llamados falsos positivos, porque lo que son es verdaderos crímenes, orquestados en mentes más torcidas que las de Hitler o Pinochet.

Ricardo Garcia Hernández

Crímenes de estado

Los llamados “falsos positivos” son,  ni  más ni menos, crímenes de estado pues quien los realiza o ejecuta son miembros activos de las Fuerzas Militares...Los miembros  de las Fuerzas Militares son, constitucionalmente  hablando, parte del Gobierno Nacional... Resulta  increíble  que  actualmente  se investigue a más  de 1.000 miembros del  Ejército por la realización de estos asesinatos, crímenes o ejecuciones  los que han sido  cometidos en  todo  el país pero el caso más  notorio y  con más registros en los periódicos ha sido  el del Municipio de Soacha,  población del Departamento de Cundinamarca, cerca a Bogotá...

Jorge Giraldo Acevedo

¿Humor nuestro?

La verdad, no sé qué tiene de chistoso y gracioso, poner en el espacio donde realmente debería aparecer una caricatura, el rostro desfigurado de una mujer que recibió una cara nueva gracias a los avances de la cirugía moderna y hacer comparación con la reforma política del país.
Es una falta de respeto no solamente con la señora en mención, sino con todas las personas que por una u otra causa tienen malformaciones, desfiguración de rostro o cualquier lesión. Los defectos físicos no pueden ser convertidos en instrumento de burla.
Estoy seguro que todas las personas que vieron semejante comparación tan absurda, están de acuerdo con migo.
Como se dice coloquialmente, pienso que al señor Kekar  no solo se le fueron las luces, sino que se estrelló contra el muro del respeto y la dignidad. No tengo idea ni me interesa saberlo, cuáles serían los motivos que tuvo para optar por la burla del dolor ajeno y mostrárnoslo como humor nuestro, pero sí quiero pedirle que sepa diferenciar entre  el humor y la socarronería.

Francisco Ordóñez Clavijo

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad