¬ŅOtra vez hacia la impunidad parlamentaria? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-14 05:00:00

¬ŅOtra vez hacia la impunidad parlamentaria?

Poco después de que en desarrollo de un proceso penal por delitos comunes, la congresista Zulema Jattin fuera privada de la libertad por orden de la Corte Suprema de Justicia, el presidente del Partido de la U, Luis Carlos Restrepo, lanzó la iniciativa para que en Colombia se reviva la figura jurídica de la inmunidad parlamentaria.
¬ŅOtra vez hacia la impunidad parlamentaria?

Seg√ļn el dirigente uribista, en el Congreso hay una sensaci√≥n de ¬ďdesprotecci√≥n colectiva y¬Ö¬†¬† ¬Öcualquier decisi√≥n que se toma frente a un congresista tiene un gran impacto que¬Ö ¬Ömodifica el mapa pol√≠tico regional y nacional¬Ē.

¬ŅDebe tal consideraci√≥n generar un debate o, por el contrario, provocar rechazo por entra√Īar una propuesta que en el fondo puede encubrir conductas ilegales de personas¬† que usan la pol√≠tica como biombo para incurrir en procederes il√≠citos?

La inmunidad parlamentaria es una figura jur√≠dica bastante controvertida en diversos escenarios internacionales, por el uso abusivo que de ella se ha hecho. Si bien en algunos casos ha servido para proteger a pol√≠ticos que desempe√Īan honestamente su labor partidista y hacen oposici√≥n a reg√≠menes autoritarios para bien de la democracia, en muchos otros ha servido para evitar que pol√≠ticos inescrupulosos sean juzgados y sancionados por cometer delitos comunes, ajenos a sus actividades parlamentarias.

En los √ļltimos a√Īos, en Colombia cerca de cien congresistas han sido sindicados de incurrir en delitos comunes y varias decenas de ellos han sido condenados a penas privativas de la libertad. Ninguno ha cometido delitos pol√≠ticos o de opini√≥n. Por el contrario, todos han incurrido en la comisi√≥n de sucios il√≠citos penales comunes.

Así, si hubiera estado en Colombia vigente la figura de la inmunidad parlamentaria, ella no habría servido para proteger a adalides de la democracia que fueran perseguidos por tal hecho, sino que hubiera encubierto las oscuras alianzas entre delincuentes y políticos que saltaron por encima de la pared que separa lo lícito de lo ilícito. Es decir, habría prestado un flaco servicio a la democracia y habría sido partera de delitos e impunidad.

En Colombia rigi√≥ durante largos a√Īos la inmunidad parlamentaria y hasta la saciedad se demostr√≥ que no prestaba un servicio eficaz en defensa de los m√°s caros valores democr√°ticos, ya que se convirti√≥ en un manto de corrupci√≥n.

Hace algunos a√Īos, cuando el doctor Restrepo era Alto Comisionado de Paz del gobierno Uribe, defendi√≥ una teor√≠a que no es bien recibida en muchos foros del pensamiento; aquella seg√ļn la cual no hay delitos de opini√≥n, s√≥lo delitos comunes. Pero la vida pone en evidencia lo vanos que son algunos argumentos. Eso ocurri√≥ con la teor√≠a defendida por el doctor Restrepo ya que en los √ļltimos a√Īos Am√©rica Latina ha sido testigo de c√≥mo el gobierno de Hugo Ch√°vez persigue a las cabezas de la oposici√≥n por haber cometido un delito: el de opini√≥n.

El pa√≠s ha o√≠do en estos a√Īos peregrinas tesis jur√≠dicas expresadas por el¬† doctor Restrepo, las que chocan frontalmente con la ciencia del Derecho. Pero insiste en sus andadas.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad