Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
23ºC
Actualizado 12:08 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-14 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

A la Madre de Jesucristo:   Por constituirse en un dechado de virtudes para todas las madres.
A las Madres de Familia:   Por su gran sentido de responsabilidad y dedicación a sus familias.
A las Madres Cabeza de Familia: Por asumir el rol de madre y padre al mismo tiempo, luchar por la supervivencia y por sacar a sus hijos adelante.
A las Madres Comunitarias: Por colaborar a otras madres en la difícil tarea de cuidar y educar a los niños.
A las Madres Religiosas:   Por brindar consejos sabios y realizar actividades bondadosas y generosas.
A las Madres Sustitutas:   Por asumir el rol de madre natural y brindar a otro ser la posibilidad de tener una madre.    
A las Madres Adoptivas:   Por su gran corazón, al abrir un espacio para que un nuevo ser forme parte de su vida familiar.
A las Maestras: Por ser una madre para los niños y/o jóvenes, y contribuir en el desarrollo de sus competencias y en su formación integral.
A los hombres que por situaciones de la vida, han asumido, con responsabilidad y amor, el rol de madres.
“Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno”.  Bersot.   ¡Felicitaciones!

Diana María Tovar Osorio


Alimentos desperdiciados

Sorprenden las cantidades de alimentos que se desperdician en los países desarrollados. Según el informe Ethics of Moderm Development in Agricultural Technologies, los alimentos desechados en Francia podrían alimentar a la República del Congo y los de Italia pondrían fin al hambre en Etiopía.
Aunque “necesitamos técnicas y tecnologías agrícolas para responder a las nuevas necesidades alimentarias”, expertos han dicho que el primer paso es dejar de “tirar lo que ya está en nuestro plato”.
La realidad es que siempre va a haber residuos y por eso se ha propuesto usar el material orgánico como abono para jardín o incluso ser separado y empleado como biogás o otros tipos de bioenergía.

Domingo Martínez Madrid

 

Neomundo vs. Explora

Hace tiempo tenía la intención de escribir porque la verdad tuve una no muy grata experiencia en Neomundo.  Tengo  una hija pequeña y estoy pendiente de llevarla a sitios nuevos donde pueda aprender y divertirse, así que fuimos a Neomundo pero desde que ingresamos me di cuenta de que las cosas allí no funcionan bien. Los jóvenes encargados de la orientación no tienen ningún sentido de compromiso, estaban todos en un mismo sitio, con actitud de pereza y escasamente contestaban a las preguntas que uno les hacía. Los espacios de Neomundo no funcionan todos, les falta mantenimiento, la mayoría de equipos no están en servicio, en fin, es un espacio desaprovechado donde se nota que no existe gerencia alguna. Sentí rabia y a la vez tristeza y hasta vergüenza ajena de ver cómo nuestra ciudad que casi no cuenta con espacios de este tipo para los niños y jóvenes, y que cuando los tiene como en el caso de Neomundo, no son bien manejados, los recursos no son aprovechados eficientemente y terminan por convertirse en espacios perdidos.
Muy diferente la experiencia que tuve el fin de semana pasado en el Parque Explora de Medellín, donde también tuve la oportunidad de ir con mi hija, quien se divirtió tanto que no quería que terminara el día.  Ese parque además de que recuperó un sitio de la ciudad que estaba abandonado, les ofrece a los niños y a la comunidad en general espacios de ciencia, tecnología y diversión al alcance de todos.  Ojalá nuestra clase dirigente se dé cuenta de los errores que aquí se viven y aprenda de los aciertos y ejemplos de otros para que así nuestra ciudad también crezca en calidad de vida.

Sandra Cristina Zapata Agón

Turismo sostenible

La naturaleza nos dotó de unos escenarios naturales espectaculares y la historia nos dejó unas poblaciones de una belleza difícil de encontrar en otras regiones. El espíritu empresarial y los desarrollos y los convirtió en productos vendibles en el sector turismo. Se  hizo el esfuerzo inicial, se abrió el camino y zonas con pocas posibilidades de desarrollo económico, se llenaron de esperanza. Pero la historia de ser los pioneros en algunos sectores industriales, en ideas innovadoras, pero no saberlas conservar, parece que está retornando. Y es que si no hacemos que lo que algunos llaman deporte de aventura se mantenga dentro de unos estándares de seguridad que generen confianza entre los usuarios, mientras no se cumplan las normas técnicas, mientras el aprovechamiento económico de hoy esté por encima de la sostenibilidad,  mientras no se profesionalice la operación y se controle  el medio ambiente, otras regiones sí lo harán y se perderán años de trabajo y posibilidades de un mejor vivir. Se ha insistido por diferentes gremios y entidades para que se tomen correctivos en este aspecto, pero no hay receptividad por parte de los operarios. Y los más triste, las alcaldías de esas ciudades, que tienen la obligación de intervenir para evitar hechos que afecten el sector del turismo, poco hacen para que seamos cada vez mejores. Esa gran posibilidad que nos da el turismo debemos aprovecharla, pero haciéndolo bien, aun mas, mejor que los demás.

Iván Ardila Gómez

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad