Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

Se cumple un a√Īo de extradici√≥n de jefes paramilitares y las v√≠ctimas esperan verdad y reparaci√≥n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-14 19:37:53

Se cumple un a√Īo de extradici√≥n de jefes paramilitares y las v√≠ctimas esperan verdad y reparaci√≥n

Un a√Īo despu√©s de su extradici√≥n hacia c√°rceles de Estados Unidos por narcotr√°fico, los jefes de los escuadrones paramilitares no han respondido por sus cr√≠menes de lesa humanidad en Colombia, donde familiares de las v√≠ctimas reclaman su repatriaci√≥n.
Se cumple un a√Īo de extradici√≥n de jefes paramilitares y las v√≠ctimas esperan verdad y reparaci√≥n

Los m√°ximos jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) prometieron al gobierno de √Ālvaro Uribe -con el que pactaron la desmovilizaci√≥n de 31.000 combatientes a cambio de beneficios legales- que confesar√≠an unos 20.000 cr√≠menes.

Sin embargo, cuando la cifra de cr√≠menes confesados estaba a punto de llegar a 5.000, el gobierno decidi√≥ hace un a√Īo extraditar a 14 de ellos a Estados Unidos, donde son requeridos por delitos relacionados con narcotr√°fico, alegando que continuaban delinquiendo.

La noticia provoc√≥ desaz√≥n entre familiares de las v√≠ctimas que se√Īalan que con su partida se dejaron sin resolver muchas inc√≥gnitas.

"Esta era la cr√≥nica de una impunidad anunciada. Estos se√Īores comenzaron a hablar y a implicar a altos pol√≠ticos y militares y entonces el gobierno decide callarlos a trav√©s de su extradici√≥n. Se llevaron sus secretos a ese pa√≠s", dijo a la AFP Iv√°n Cepeda, familiar de una de las v√≠ctimas.

Iv√°n, hijo del senador comunista Manuel Cepeda asesinado hace dos d√©cadas, recuerda que de los cr√≠menes y desapariciones forzadas cometidos por estos escuadrones "s√≥lo se han recuperado gracias a las confesiones 2.100 cad√°veres y esqueletos. Del resto, nadie da raz√≥n", se√Īal√≥.

Teresa Gaviria, directora de la organización Madres de la Candelaria -la versión colombiana de las Madres de Plaza de Mayo en Argentina- se declara igualmente "desesperanzada".

"Los l√≠deres de las AUC est√°n en Estados Unidos, decidieron callarse y la verdad no saldr√° a la luz", se√Īal√≥ la mujer a la AFP telef√≥nicamente desde Medell√≠n (noroeste).

"Su extradición ha dejado impunidad frente a miles de crímenes de lesa humanidad y la imposiblidad de que se sepa la verdad. El gobierno debería solicitar su repatriación para que respondan por sus crímenes aquí, que son de mayor envergadura que el narcotráfico", dijo Eduardo Matías, abogado del Colectivo de abogados José Alvear, una ONG que defiende a las víctimas.

Las extradiciones interrumpieron el proceso de confesiones en Colombia a que estaban obligados los jefes paramilitares para obtener los beneficios legales pactados a cambio de la desmovilizaci√≥n, entre ellos una condena m√°xima de ocho a√Īos de prisi√≥n, incluso para delitos de lesa humanidad.

Entre los extraditados figuran Salvatore Mancusso -de ascendencia italiana- y quien fue portavoz de los paramilitares; Rodrigo Tovar Pupo (alias Jorge 40), uno de los m√°s sanguinarios l√≠deres de la ultraderecha y Diego Fernando Murillo (alias 'Don Berna), antiguo lugarteniente del abatido capo de la coca√≠na Pablo Escobar, que en los a√Īos noventa se sum√≥ a las filas de las AUC.

Algunos de ellos, como Mancusso, han hecho confesiones a través de teleconferencias, en un proceso que los familiares de las víctimas denuncian como lento y tortuoso.

La fiscal√≠a, sin embargo, se√Īala que esas confesiones han permitido avances contra la impunidad. Muchos "en versiones libres han dado informaciones que han servido para capturar a personas que no se han desmovilizado o para vincular a empresarios y servidores p√ļblicos a estos grupos", se√Īal√≥ una fuente del ente judicial que requiri√≥ el anonimato.

Seg√ļn la Fiscal√≠a, las confesiones permitieron hallar 2.200 cad√°veres, de los cuales 566 han sido identificados plenamente y entregados a sus familiares. Otros 553 est√°n pendientes de la prueba de ADN.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad