Hacia un nuevo equilibrio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-15 05:00:00

Hacia un nuevo equilibrio

Suficientemente sabido es que la econom铆a no es una ciencia exacta; no obstante, por contradictorio que resulte, los pilares de la teor铆a que la fundamenta como ciencia, est谩n constituidos por supuestos basados en afirmaciones otrora incuestionadas sobre igualdad, equivalencia y equilibrio.
Hacia un nuevo equilibrio

La estructura microecon贸mica se levanta sobre hip贸tesis en tal sentido, convertidas en verdades absolutas por el fervor impreso por quienes las idearon, a su turno, respaldados por el paso del tiempo. Y esos cimientos, a su vez, han servido de andamiaje a las construcciones macroecon贸micas. Como resultado de tales ligerezas frente a los rigurosos m茅todos que deben caracterizar a todo trabajo que se precie de cient铆fico, ocurren las crisis: tanto al interior de las unidades de producci贸n, como consecuencia de los desafueros de la competencia empresarial mal entendida, como, y, con efectos devastadores, en el orden de los agregados, a niveles regional, nacional e internacional, con ocurrencia c铆clica y cada vez, con mayor cobertura en su alcance y perversidad en su impacto, sobre todo, en cuanto a indicadores sociales hace referencia.

Las matem谩ticas, herramienta insustituible de toda ciencia, giran en torno a conceptos derivados de la observaci贸n de episodios num茅ricos repetitivos, que dan lugar a la identificaci贸n de patrones, de los cuales surgen proposiciones, teoremas y ecuaciones. Estos criterios fundantes de teor铆as expresables en cifras, llevan a la formulaci贸n de ecuaciones, utilizando para ello, algoritmos basados precisamente en la verificaci贸n de los citados patrones. La f铆sica y la qu铆mica, con los avances que han permitido a la humanidad tecnificarse para mejorar el nivel de vida de las colectividades, dependen de apreciaciones emp铆ricas sustentadas posteriormente como teor铆as, a partir de la validaci贸n de hip贸tesis, discutidas y probadas en laboratorios de l贸gica racional. Pa铆ses donde la formaci贸n en las llamadas ciencias b谩sicas, sea deficiente, dif铆cilmente pueden ubicarse a la vanguardia en tecnolog铆a, crecimiento y desarrollo; por el contrario, se ven relegados a la saga de los acontecimientos, en deterioro de las condiciones de vida de sus gentes.

La debacle que presenta hoy la econom铆a mundial, est谩 llevando a importantes doctrinantes de esta imprecisa disciplina del comportamiento humano, a replantear los conceptos de orden, equilibrio y estabilidad. Nuevamente entran en vigor las tesis keynesianas relacionadas con las falencias de las presunciones sobre ajuste autom谩tico de las fuerzas que mueven los mercados. A partir de ello, habr谩 de llegarse a una nueva funci贸n del FMI.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad