Un final para comenzar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-15 05:00:00

Un final para comenzar

Pocos pasos me quedan ya para dejar atrás aquel inolvidable corredor del colegio, en el cual conocí grandes amigos que permanecerán para siempre y unos admirables profesores que dejan una huella imborrable en mí. Sin embargo, cuando pienso en todo lo que viví, vienen a mí también cientos de preguntas.
Un final para comenzar

Paso horas pensando qu√© falt√≥, en los vac√≠os que quedaron, en las huellas que no marcaron, en el tiempo que se perdi√≥, en el que se est√° perdiendo, no en mi colegio (lugar maravilloso que fue para m√≠ una perfecta alianza entre libertad y conocimiento), sino en cada una de las instituciones de este pa√≠s donde a mi parecer no han comprendido a√ļn el verdadero significado de educar. Y as√≠ me doy cuenta de que el fin de ese corredor solo simboliza el inicio de un nuevo camino que debemos tomar los colombianos en relaci√≥n a la educaci√≥n.

Cuestiono incansablemente la ausencia del sentido de responsabilidad social en el sistema educativo como tal, donde por ley la √ļnica obligaci√≥n real de los bachilleres son aquellas insuficientes horas de alfabetizaci√≥n. ¬ŅEn serio creen ustedes que unas pocas horas de alfabetizaci√≥n son generadoras de responsabilidad y sensibilidad social en las futuras generaciones de Colombia? La carencia de un puente entre los estudiantes y la realidad social del pa√≠s, es notoria en el sistema educativo colombiano. Es necesaria la construcci√≥n de aquella conciencia para iniciar la formaci√≥n de una sociedad equitativa.

Si los futuros l√≠deres no conocen la realidad del pa√≠s, ¬Ņsobre qu√© bases van a trabajar? Es necesario que el Sistema Educativo lleve a los colegios a construir la responsabilidad social a trav√©s de la siembra de valores y de materias innovadoras como la Libertad Responsable, y las Energ√≠as Alternativas.

Ruego encontrar respuesta a la apat√≠a total de los gobiernos locales a visitar los colegios e incentivar a los estudiantes a ser parte de la toma de decisiones de las comunidades y de los procesos de liderazgo. Catorce a√Īos no fueron suficientes para ver al primer funcionario p√ļblico de una Alcald√≠a¬† preguntarnos qu√© pensamos, qu√© criticamos, qu√© proponemos. ¬ŅAcaso porque no podemos votar no hacemos parte de esta sociedad y nuestras opiniones son nulas? Aseguran que ese trabajo se hace en las universidades, pero desconocen que m√°s del 50% de los j√≥venes del pa√≠s no tienen acceso a la educaci√≥n superior. Los gobiernos locales que quieran contribuir a la eliminaci√≥n de la indiferencia pol√≠tica, deben organizar congresos y foros en los colegios, donde el pensamiento de los j√≥venes tome validez.

En resumen, lo que debe quedar claro es que el fin de aquel corredor de colegio simboliza para m√≠ el comienzo de un trabajo incansable por la transformaci√≥n del sistema educativo en Colombia, un objetivo por el cual debemos unirnos todos. Debemos pensar si aquellos gobernantes a los que les entregamos nuestro voto, realmente van a trabajar por un sistema educativo donde el conocimiento venga acompa√Īado de una alianza entre responsabilidad, solidaridad, respeto y libertad.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad