Dom Dic 4 2016
19ºC
Actualizado 06:49 pm

Fiscalía pide aseguramiento contra seis militares por falsos positivos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-16 01:16:01

Fiscalía pide aseguramiento contra seis militares por falsos positivos

Tras revelar las pruebas que involucran a 6 militares de Norte de Santander en la desaparici√≥n de 2 de los 11 j√≥venes de Soacha (Cundinamarca), la Fiscal√≠a solicit√≥ su medida de aseguramiento.Los involucrados son el mayor Mauricio Blanco Barbosa; el cabo Manuel √Āngel Zorrilla y los soldados profesionales Jos√© Ceballos, Juan Gabriel Espinoza, Luis Alirio L√≥pez y Kebis Alberto Escalante, quienes habr√≠an participado en la desaparici√≥n y muerte de dos j√≥venes de Soacha, uno de ellos menor de edad. Todos pertenec√≠an a la Brigada M√≥vil n√ļmero 15 de la guarnici√≥n de Oca√Īa, Batall√≥n Santander.
Fiscalía pide aseguramiento contra seis militares por falsos positivos

¬ďNo quiero saber que estas personas sigan manejando armas y empa√Īando la funci√≥n p√ļblica. Ellos son un peligro para la comunidad y no pueden seguir desempe√Īando funciones p√ļblicas¬Ē, dijo el fiscal delegado, √Ālvaro Galindo.
 
As√≠ como la Fiscal√≠a, la Procuradur√≠a tambi√©n pidi√≥, dentro de la audiencia de hoy, medida de aseguramiento al considerar que ¬ďhan traicionado el uniforme y no dan seguridad a la comunidad¬Ē.

A ellos se les imput√≥ los delitos de concierto para delinquir agravado, desaparici√≥n forzada agravada, falsedad en documento p√ļblico, homicidio agravado y fraude procesal.

Las v√≠ctimas de este hecho son Jhonathan Orlando Soto, de 17 a√Īos de edad, y Julio C√©sar Mesa Vargas, de 24, quienes desaparecieron el 26 de enero de 2008 y fueron presentados por los militares como muertos en combate un d√≠a despu√©s.

Al parecer, seg√ļn las investigaciones de la Fiscal√≠a, estos delitos se desencadenaron por el ¬ďaf√°n de mostrar resultados ante su Brigada¬Ē. De acuerdo con las investigaciones, cada unidad premiaba a los militares con permisos de salidas por presentar a v√≠ctimas en combate.

Pero detr√°s de los informes que ellos mostraban para ser favorecidos hab√≠a un ¬ďnegocio muy bien estructurado¬Ē.

Los hoy acusados presentaron a estos dos j√≥venes como muertos en combate y se√Īalaron que no estaban identificados, por lo que hab√≠a que llevarlos a fosas comunes, marcados como NN.

En el informe posterior estos seis militares, revel√≥ la Fiscal√≠a, dijeron que el combate hab√≠a durado entre 10 y 15 segundos, durante los cuales hab√≠an gastado 250 cartuchos de bala. Para la Fiscal√≠a, ¬ďhay evidencias que hubo fusilamiento m√°s no enfrentamiento¬Ē y que los hechos no corresponden a un operativo militar sino a un ¬ďmontaje¬Ē.

El Fiscal que lleva el caso sostuvo que los estudios prueban que las balas no son compatibles y que en las pruebas de medicina legal se descubre quienes fueron los reclutadores.

Por los dos j√≥venes que habr√≠an ¬ďfusilado¬Ē, insiste la Fiscal√≠a, les pagaron dos millones de pesos, es decir, un mill√≥n por cada uno. Adem√°s de ese dinero, recibieron 200 mil pesos destinados al transporte.

Y para argumentar que efectivamente hab√≠an sido muertos en combates les pusieron armas en sus manos, las cuales ¬ďeran conseguidas por los mismos miembros del Ej√©rcito¬Ē, se√Īal√≥ uno de los informes de la Fiscal√≠a.

Pese a estas pruebas reveladas por la Fiscalía, ninguno de los acusados aceptó su responsabilidad en los cargos que se les imputaron.

Informes del batallón también revelan inconsistencias

La Fiscal√≠a revel√≥ que los informes presentados por la oficina de Derechos Humanos del Ej√©rcito establecieron que la √ļnica finalidad de la metodolog√≠a utilizada por los militares, era obtener bajas en combate; m√°s puntualmente para ¬ďtraer muchachos para mostrarlos como muertos en combate¬Ē, se√Īal√≥ el fiscal.

Las pruebas de la Fiscal√≠a son soportadas por los informes de inteligencia del mismo Batall√≥n de Santander, en los cuales se manifiesta que los documentos presentados por los 6 militares se√Īalados para justificar los dos muertos en combate eran ¬ďirregulares e inconsistentes¬Ē.

¬ďEsas consideraciones son delicadas y dejan ver las irregularidades del operativo. Se pone presente que no hay sustentos del mismo y deficiencia en su planeamiento. No se compadece y tampoco se entiende lo que hizo el Ej√©rcito¬Ē, precis√≥ el Fiscal.

Agreg√≥ Galindo que ¬ďllegaron a informar que por el combate hab√≠a salido herido uno de los militares en un hombro¬Ē.

La estrategia

De igual manera dio a conocer la forma de delinquir de los uniformados: ¬ďEn todo este proceso de reclutamiento hab√≠a una red de particulares allegados al batall√≥n Santander y a la Brigada 15, de donde hac√≠an parte los militares implicados¬Ē, dijo el Fiscal.

Los reclutadores de la red se encargaban de identificar y convencer a los j√≥venes a trav√©s de promesas remuneratorias y de trabajos, incluso, delictivos, de irse a otra ciudad, en este caso Oca√Īa.

¬ďEs una estrategia clara con una metodolog√≠a definida. Utilizaban muchachos de bajos recursos y con problemas para que accedieran a esa solicitud torciendo y manipulando sus criterios¬Ē, dijo el fiscal delegado.

Los principales testigos de esta investigaci√≥n son Pedro D√≠az Games y Alexander Carretero, dos de los reclutadores de las dos v√≠ctimas de este caso, que voluntariamente decidieron colaborar con la justicia, y el sargento Jhon Jairo Mu√Īoz.

En una diligencia, los dos sujetos confesaron haber reclutado y transportado por tierra a estos dos j√≥venes. Aseguraron, seg√ļn la Fiscal√≠a, que ¬ďlos desplazamientos se llevaban a cabo a partir de las 7 de la noche con destino a la ciudad de Oca√Īa¬Ē, en donde aparecieron muertos.

La Fiscal√≠a se√Īal√≥ que los reclutadores dijeron tambi√©n que ¬ďellos se encontraron con los militares, quienes los condujeron a un falso ret√©n integrado por los 6 involucrados¬Ē.

Revel√≥ que la excusa para dejarlos retenidos era la falta de documentos de identificaci√≥n, pues √©stos se los quitaron una vez llegaron a Oca√Īa.

¬ďLas v√≠ctimas fueron entregadas al personal uniformado, en este caso al Capit√°n Blanco Barbosa¬Ē, dijo el fiscal citando uno de los testimonios de los reclutadores.

Esas pruebas son tan sólo los primeros resultados del proceso contra los 6 militares.

Esta audiencia es la segunda que se realiza por el caso de los 11 desaparecidos de Soacha. La primera fue el pasado jueves contra 6 militares, dos de ellos oficiales, por la desaparición y homicidio de un joven discapacitado de Soacha.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad