La guerra del centavo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-16 05:00:00

La guerra del centavo

Cada d√≠a que pasa, aumenta el riesgo de accidentes fatales para los usuarios del transporte masivo ¬Ėy tambi√©n para los peatones-, por causa de la irresponsabilidad de los conductores de buses y de la desidia de las autoridades encargadas del tr√°nsito vehicular. Aquellos porque viven, minuto a minuto, una competencia a muerte por la conquista del mayor n√ļmero de clientes (la llamada ¬ďguerra del centavo¬Ē) y √©stas porque, deliberadamente o por incapacidad, no toman las medidas conducentes para meter en cintura a los conductores.
La guerra del centavo

Sabemos que el problema es de vieja data y es com√ļn a casi todas las ciudades de Colombia. Pero estas no son razones para que los habitantes nos resignemos a √©l y, mucho menos para que las autoridades se hagan las de la vista gorda, estando de por medio vidas humanas o la integridad f√≠sica de las v√≠ctimas de la malhadada ¬ďguerra¬Ē. El caso m√°s pat√©tico, por los accidentes ocurridos, es el de la carrera 33: cuando los buses ocupan ambos carriles (cosa que sucede permanentemente), los pasajeros se suben y bajan de ellos, casi siempre a las carreras, exponi√©ndose a ser atropellados, ya sea por las motos que circulan a gran velocidad por entre las dos filas de buses, o por √©stos mismos.

Un t√©cnico en circulaci√≥n vial aconsejar√≠a ciertas medidas de fondo, entre otras: 1) que se racionalicen los recorridos; 2) que cada ruta le sea adjudicada a una sola empresa; 3) que existan sitios √ļnicos para recoger y dejar a los pasajeros; y 4) que haya suficientes autoridades de tr√°nsito para hacer cumplir esto √ļltimo. Sin embargo, tales medidas tienen √≠ntima relaci√≥n con el Sistema de Transporte Masivo (SITM) y por tanto, no son aplicables antes de que entre en funcionamiento Metrol√≠nea.

Por ahora, como soluci√≥n inmediata y provisional, no es descabellada la idea de exigir que los buses transiten √ļnicamente por el carril derecho; bastar√≠a con colocar los conos m√≥viles para dividir los dos carriles y destinar suficientes polic√≠as a que vigilen el cumplimiento de la norma. Esta idea puede salvar vidas humanas o, al menos, evitar lesiones personales, que muchas veces dejan incapacidades de por vida.

Esta raz√≥n, por s√≠ sola, justifica que la propuesta sea tenida en cuenta. Pero es que, adem√°s de garantizar la seguridad de las personas ¬Ėpasajeros y peatones-, mejorar√≠a sustancialmente el flujo vehicular por el carril izquierdo y, fuera de todo, los conductores saldr√≠an gananciosos, pues obtendr√≠an el mismo ingreso, sin tener que sufrir el estr√©s que les produce la competencia con sus colegas. Todo depende de que la Direcci√≥n de Tr√°nsito despierte, si es que todav√≠a da signos de vida.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad