Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
20ºC
Actualizado 06:23 pm

Los grandes rasgos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-03 07:07:33

Los grandes rasgos

Los grandes rasgos

Hay un segundo logro que no es de él pero le ayuda. Es un crecimiento económico como no veíamos desde hace medio siglo, y una holgura fiscal que nos cayó del cielo. El crecimiento se debe a que China disparó el precio de los insumos, incluido el petróleo, y eso para nosotros significa mejores ventas e inversión extranjera. La holgura fiscal se debe a la devaluación del dólar, que  disminuyó la deuda pública en 13 puntos del Producto Bruto.

Meta clara y plata son la receta para dar resultados, y por eso este gobierno es más efectivo que todos los anteriores. Los resultados merecen aplausos y los aplausos refuerzan el poder. Asistimos a una hipertrofia del presidencialismo como no se veía desde Rojas o Reyes. Uribe está en todas partes, habla de todo y por todo, decide las cosas grandes y las pequeñas, nombra, desnombra, regaña, le sale de frente a todo y mete la nariz en todo.

Hace años que Uribe es la única figura, la única opción y la única esperanza. Es el punto de amarre del poder político porque hacia él convergen el voto de opinión y las maquinarias, la gente de bien y los señores de mal, los 5 ó 6 partidos de bolsillo y los 5 ó 6 cacaos. Del poder económico, porque él decide las licitaciones, concede las exenciones para los ricos y cada mes reparte tres millones de cheques entre los pobres. Y del poder cultural porque su nombre es sinónimo de Patria, resume nuestra verraquerra o berraquera  y porque reclutó a los santos dueños de los medios y de las conciencias de los periodistas.

Los aplausos exaltan y ensordecen. La mayoría no  quiere oír las notas disonantes ni los desequilibrios en la sinfonía. Odian a quien pregunte si derrotar a las Farc es suficiente propósito nacional y si los medios de Uribe son los más apropiados.

Por eso la inconsciencia en torno a los paramilitares y parapolíticos. Nada como las marchas del 20 de julio o el 4 de febrero contra las motosierras y la para-barbarie que nos ha causado más muertes que la guerrilla. Nada de verdad, ni de castigo ni de reparación para las víctimas después de años de trajinar con una “ley de justicia y paz” que quedó como escrita por algún abogado de Castaño. Y una reforma de la justicia que soborna a los magistrados para que dejen en paz a los congresistas.

Por eso la decisión colectiva de no ver que las instituciones se están desbaratando. La Corte tildada de “terrorista”, el Presidente encarado a un rábula de baranda, los congresistas apiñados en la cárcel, las relaciones internacionales manejadas con el hígado, los ministros lenguaraces, los departamentos,  municipios y agencias estatales reemplazadas  por los consejos comunitarios, la Constitución manoseada y el equilibrio de poderes roto. Después de Uribe, el diluvio.Cumple seis años de gobierno. Le quedan otros seis.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad