Los grandes rasgos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-03 07:07:33

Los grandes rasgos

El m√©rito mayor de √Ālvaro Uribe es encarnar un proyecto nacional. Despu√©s de d√©cadas de patria boba apareci√≥ alguien con un mandato claro y popular: acabar con las Farc. La primera elecci√≥n del caudillo - porque eso es, y a eso se parece- fue su premio por no haber ido a El Cagu√°n. Y su logro ha sido arrinconar la guerrilla, acabar el secuestro y ponernos a viajar por carretera.
Los grandes rasgos

Hay un segundo logro que no es de √©l pero le ayuda. Es un crecimiento econ√≥mico como no ve√≠amos desde hace medio siglo, y una holgura fiscal que nos cay√≥ del cielo. El crecimiento se debe a que China dispar√≥ el precio de los insumos, incluido el petr√≥leo, y eso para nosotros significa mejores ventas e inversi√≥n extranjera. La holgura fiscal se debe a la devaluaci√≥n del d√≥lar, que¬† disminuy√≥ la deuda p√ļblica en 13 puntos del Producto Bruto.

Meta clara y plata son la receta para dar resultados, y por eso este gobierno es m√°s efectivo que todos los anteriores. Los resultados merecen aplausos y los aplausos refuerzan el poder. Asistimos a una hipertrofia del presidencialismo como no se ve√≠a desde Rojas o Reyes. Uribe est√° en todas partes, habla de todo y por todo, decide las cosas grandes y las peque√Īas, nombra, desnombra, rega√Īa, le sale de frente a todo y mete la nariz en todo.

Hace a√Īos que Uribe es la √ļnica figura, la √ļnica opci√≥n y la √ļnica esperanza. Es el punto de amarre del poder pol√≠tico porque hacia √©l convergen el voto de opini√≥n y las maquinarias, la gente de bien y los se√Īores de mal, los 5 √≥ 6 partidos de bolsillo y los 5 √≥ 6 cacaos. Del poder econ√≥mico, porque √©l decide las licitaciones, concede las exenciones para los ricos y cada mes reparte tres millones de cheques entre los pobres. Y del poder cultural porque su nombre es sin√≥nimo de Patria, resume nuestra verraquerra o berraquera¬† y porque reclut√≥ a los santos due√Īos de los medios y de las conciencias de los periodistas.

Los aplausos exaltan y ensordecen. La mayoría no  quiere oír las notas disonantes ni los desequilibrios en la sinfonía. Odian a quien pregunte si derrotar a las Farc es suficiente propósito nacional y si los medios de Uribe son los más apropiados.

Por eso la inconsciencia en torno a los paramilitares y parapol√≠ticos. Nada como las marchas del 20 de julio o el 4 de febrero contra las motosierras y la para-barbarie que nos ha causado m√°s muertes que la guerrilla. Nada de verdad, ni de castigo ni de reparaci√≥n para las v√≠ctimas despu√©s de a√Īos de trajinar con una ¬ďley de justicia y paz¬Ē que qued√≥ como escrita por alg√ļn abogado de Casta√Īo. Y una reforma de la justicia que soborna a los magistrados para que dejen en paz a los congresistas.

Por eso la decisi√≥n colectiva de no ver que las instituciones se est√°n desbaratando. La Corte tildada de ¬ďterrorista¬Ē, el Presidente encarado a un r√°bula de baranda, los congresistas api√Īados en la c√°rcel, las relaciones internacionales manejadas con el h√≠gado, los ministros lenguaraces, los departamentos,¬† municipios y agencias estatales reemplazadas¬† por los consejos comunitarios, la Constituci√≥n manoseada y el equilibrio de poderes roto. Despu√©s de Uribe, el diluvio.Cumple seis a√Īos de gobierno. Le quedan otros seis.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad